Volvo Trucks pondrá a prueba la electrificación en camiones de gran tonelaje

por El Vigía

Volvo Trucks está convencido de que la electrificación puede convertirse en una alternativa competitiva para camiones de gran tonelaje. Con este objetivo, el fabricante sueco, que recientemente ha comenzado a vender camiones eléctricos para el transporte urbano, está seleccionando a clientes en Europa para que participen en un proyecto piloto con una cantidad reducida de vehículos eléctricos. El plan contempla realizar posteriormente una comercialización más extensa.

“Vemos un gran potencial en los camiones eléctricos de gran tonelaje para el transporte regional y el sector de la construcción a largo plazo”, señala Roger Alm, presidente de Volvo Trucks. “Nuestro objetivo es explorar y demostrar diferentes soluciones para el futuro, al mismo tiempo que evaluamos el nivel de interés en el mercado y en la sociedad”, sostiene Alm.

En su opinión, para aumentar la demanda de camiones electrificados, “la infraestructura de carga debe expandirse rápidamente, mientras que deben crearse incentivos financieros más fuertes para que los transportistas actúen como pioneros al elegir nuevos vehículos con un menor impacto medioambiental y climático”.

Desde Volvo Trucks consideran que es posible lograr una reducción del impacto climático global del sector del transporte mediante el uso de vehículos eléctricos de gran tonelaje en la distribución regional, ya que la mayoría de la distribución de mercancías por camión dentro de la UE es regional.

Incentivos financieros y compromiso de los cargadores

“En Europa, se utiliza una enorme cantidad de camiones para el transporte regional de mercancías con un kilometraje anual promedio de 80.000 kilómetros. Esto significa que un mayor uso de vehículos eléctricos para la distribución regional supondría importantes ventajas climáticas, siempre que la electricidad no sea de origen fósil”, explica Lars Martensson, director de Medio Ambiente e Innovación de Volvo Trucks.

Para Martensson, la velocidad de la electrificación dependerá de varios factores. “Por un lado, se necesita una amplia expansión de la infraestructura de carga y, por otro, es necesario garantizar que las redes de energía regionales puedan ofrecer una capacidad de transferencia suficiente a largo plazo”, señala. En su opinión, se necesitan incentivos financieros para instar a más transportistas a invertir en vehículos eléctricos y reclama a los cargadores que contribuyan en este objetivo, “ofreciendo contratos más largos y estando más dispuestos a pagar por transportes sostenibles”. “Muchos transportistas tienen márgenes muy limitados, por lo que cada nueva inversión debe ser rentable”, explica Martensson.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies