Unió de Pagesos solicita un espacio logístico en Mercabarna para la venta de proximidad

por El Vigía

Unió de Pagesos, el sindicato mayoritario de los agricultores y ganaderos de Catalunya, reclama a las administraciones que doten al sector de las infraestructuras logísticas necesarias como fórmula para sumar más productores a la venta de proximidad y para incrementar el consumo por parte de minoristas y consumidores. En concreto, solicitan que en Mercabarna, centro neurálgico de la distribución hortofrutícola en el área metropolitana de Barcelona, se instale un centro de intercambio de productos agroalimentarios de proximidad (CIAP), y que en el nuevo espacio de Biomarket (nave ecológica de Mercabarna de nueva creación) se ubique uno específico para agricultura y ganadería ecológicas catalanas.

A su juicio,  es necesario solucionar “el sobreesfuerzo a nivel logístico” que supone para los agricultores el incremento de la venta directa al consumidor final sin que ello repercuta en el mismo, pues de lo contrario, consideran que “no será sostenible en el tiempo”. Además, desde Unió de Pagesos añaden que “se crea una movilidad de vehículos innecesaria, generadora de emisiones de CO2”. Por ello, con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, trabajan desde hace más de dos años para encontrar una solución que, según sus cálculos, “podría estar operativa en primavera de 2021 y se podría llevar a cabo en el resto de territorios con el apoyo de las diferentes administraciones”.

Desde el sindicato consideran que este proyecto puede aportar un incremento en la venta de productos de proximidad, al solucionar el problema logístico que afrontan y al poderlo poner a disposición de los ciudadanos a través de minoristas de mercados municipales y de tiendas especializadas, asociaciones y cooperativas de consumo e, incluso, suministrarlos directamente al consumidor final.

Unió de Pagesos recuerda que, como consecuencia de la pandemia y el estado de alarma, que ha provocad el cierre de mercados y espacios públicos donde comercializaban sus productos, junto con el cierre del canal Horeca, algunos agricultores han tenido que distribuir sus productos al consumidor final “para no caer en manos de los abusos de mayoristas y de la gran distribución y evitar vender por debajo del coste de producción”. Esta situación –añaden–“está suponiendo un sobreesfuerzo, en tiempo y dinero, para el sector, que no se puede mantener en el tiempo, sin una logística organizada”.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies