Una auditoría interna avala el modelo ferroviario del puerto de Barcelona

por El Vigía

El puerto de Barcelona ha completado con éxito la auditoría de su sistema de gestión de seguridad y operativa ferroviaria, lo que supone una garantía de que los trenes circulan de forma segura por el recinto. Según la autoridad portuaria, este es “un paso necesario para que el puerto consolide su modelo ferroviario como administrador de infraestructura ferroviaria, a la espera de que la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria y Puertos del Estado pudieran exigir la revisión del sistema”.

Entre otros aspectos, los técnicos han analizado la operativa y la normativa de circulación ferroviaria; la gestión y mantenimiento de las infraestructuras; el plan de contingencias en caso de incidentes; así como los diferentes procesos de control y comunicación. En sus conclusiones, destacan que el modelo implantado es “suficientemente robusto y adecuado” para garantizar la seguridad en la circulación ferroviaria, “lo que demuestra una avanzada organización implicada en la seguridad y operativa ferroviaria, con responsabilidades y funciones claramente definidas, asegurando el control de la gestión de riesgos y de la titulación del personal que trabaja en estas instalaciones”.

El sistema auditado es fruto de un trabajo transversal dirigido por el jefe de Operaciones Terrestres y Gestión de la Seguridad Ferroviaria, José Luis González, en el que se han implicado muchos departamentos de la autoridad portuaria, así como las terminales y operadores que ofrecen estos servicios.

APUESTA POR EL FERROCARRIL

Barcelona apuesta firmemente y desde hace años por el ferrocarril, una estrategia impulsada también por las principales terminales (contenedores, vehículos, granels sólidos y líquidos), que cuentan con infraestructura ferroviaria. Actualmente, el recinto dispone de 50 kilómetros de vías y 15 terminales ferroviarias en ancho métrico, ibérico y UIC. Además, el de la capital catalana es el único puerto de la península Ibérica conectado directamente a la red europea ferroviaria.

La cuota ferroviaria de contenedores ha pasado del 3,2% en 2006 al 13% en 2019, mientras que la de vehículos se sitúa en el 35%, lo que supone en términos medioambientales una sensible reducción de las emisiones de la actividad portuaria. De hecho, los servicios ferroviarios del enclave han supuesto solo en 2019 el ahorro de 50.000 toneladas de emisiones de CO2.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies