Un puerto granelero en busca de valor añadido

por El Vigía

Tarragona es un puerto históricamente vinculado al tráfico de graneles y ocupa una posición de liderazgo en este segmento de actividad. Toneladas de mercancía de las industrias agroalimentaria y petroquímica han convertido a Tarragona en un enclave de referencia para la distribución de graneles sólidos y líquidos en el Mediterráneo. Lo confirman los últimos datos de Puertos del Estado, que sitúan al enclave catalán en el segundo puesto del ranking estatal en el índice de sólidos, solo superado por Cartagena; y en la cuarta posición en graneles líquidos, tras Algeciras, Huelva y Cartagena.

Esta especialización como puerto granelero continúa siendo uno de los grandes ejes estratégicos para la autoridad portuaria, que ha proyectado en los últimos años el desarrollo de infraestructuras al servicio de estos tráficos, con el objetivo de prolongar su ritmo de crecimiento. Pero Tarragona no es únicamente un puerto granelero. En paralelo a la potenciación de esta actividad, la autoridad portuaria ha desarrollado una estrategia de diversificación de tráficos para impulsar la carga general y de mayor valor añadido. Una apuesta  por el crecimiento que Tarragona está consolidando con una posición cada vez más relevante en los mercados de vehículos, contenedores, pasta de papel, animales vivos, project cargo, fruta o productos siderúrgicos. “El puerto de Tarragona reúne todas las condiciones para ser uno de los referentes del Mediterráneo en todo tipo de mercancías y cuenta con terminales especializadas en todo tipo de productos del mercado”, aseguran desde la autoridad portuaria.

El tráfico de vehículos es uno de los segmentos que abandera esta apuesta por la diversificación, con un importante crecimiento que sitúa ya a Tarragona como uno de los enclaves más valorados por la industria de la automoción. Así lo asegura el último ranking de la patronal del sector, Anfac, que ha otorgado al puerto de Tarragona una puntuación de 4 puntos sobre 5 por los servicios relacionados con el tráfico de vehículos durante el ejercicio 2018. Se trata de la instalación portuaria que más sube en esta encuesta, ya que pasa de los 3,6 puntos logrados en 2017 a los 4 puntos de 2018.

Esta mejora en los servicios explica que el movimiento de vehículos se haya triplicado en los últimos cuatro años. En 2014, la cifra se situaba en unos 60.000 automóviles, en 2018 ascendió a cerca de 200.000. Y este incremento continuará, previsiblemente, al cierre de este año, ya que los datos acumulados hasta agosto muestran un crecimiento superior al 13%.

La potenciación del tráfico de cruceros es otro de los grandes objetivos de la autoridad portuaria, que está desarrollando una destacada labor comercial para convertir Tarragona en una instalación de referencia del Mediterráneo. Las previsiones de la autoridad portuaria evidencian el resultado de este trabajo: 2019 concluirá con la llegada de 65 cruceros, lo que supone un aumento del 14% respecto a 2018, y una cifra aproximada de 100.000 pasajeros.

Las expectativas de crecimiento en este negocio han impulsado a la autoridad portuaria a la construcción del muelle de Balears, con una inversión superior a 30 millones de euros, que se pondrá en marcha en 2021 como terminal de cruceros.

Líderes en más industrias

El puerto de Tarragona ocupa ya una posición de liderazgo en algunos de los tráficos en los que ha diversificado su actividad. El enclave está considerado, por ejemplo, un puerto hub de pasta de papel, ya que ocupa el primer puesto de España y el tercero del Mediterráneo en tráfico de papel y pasta de papel. Actualmente mueve unas 600.000 toneladas de este tipo de mercancía, operadas por Euroports Ibérica, y desde la autoridad portuaria están convencidos de la “oportunidad de crecimiento de futuro muy solvente” en esta industria, gracias a sus instalaciones portuarias, conexiones marítimas en el Mediterráneo, la intermodalidad y las comunicaciones por tren y carretera.

El puerto catalán es también un referente en el tráfico de animales vivos, un servicio que se inició en 2012 con la autorización ministerial y la construcción de una instalación especial para la carga de ganado, y que ha acumulado un ritmo de crecimiento muy destacado a lo largo de estos siete años. Tarragona se ha convertido ya en una de las primeras instalaciones para la exportación ganadera en el sur de Europa, junto con los puertos de Cartagena y Sète (Francia).

El tráfico de project cargo es otro de los que más ha aumentado en los últimos años y que concentra mejores perspectivas de crecimiento. Tarragona es uno de los puertos mediterráneos más especializados en esta operativa por las posibilidades que ofrece, ya que cuenta con especialistas en todo tipo de transportes y en la organización y coordinación de los mismos desde el origen al destino. “En este sentido, el hecho de que Tarragona cuente con el clúster químico más grande del sur de Europa beneficia este tipo de carga, ya que dispone de la potente cantera de profesionales provenientes de la industria auxiliar química de Tarragona”, sostiene la autoridad portuaria.

El tráfico de frutas y verduras está asistiendo también a un importante crecimiento en este enclave. Tarragona es ya un sólido referente internacional, que ha conseguido un progresivo posicionamiento en el ranking de puertos españoles, gracias a su especialización en la importación de fruta, que le ha permitido consolidarse como puerta de entrada para la fruta tropical en la Península Ibérica. La aspiración del puerto en este segmento de actividad es mejorar su atractivo para convertirse en la mejor opción del Mediterráneo para la distribución en la Península y Europa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies