NoticiasCarretera

Toyota y PSA Peugeot Citroën amplían su colaboración con una nueva gama de furgonetas

El Vigía

1 diciembre, 2015

Se presentarán en marzo en el Salón del Automóvil de Ginebra

PSA Peugeot Citroën y Toyota Motor Europe han confirmado la continuación de su acuerdo de cooperación, firmado hace tres años, con el anuncio de las nuevas furgonetas Citroën Spacetourer, Peugeot Traveller y Toyota Proace, que estarán disponibles en versión Shuttle, para un uso profesional, y Combi, para un uso particular.

Los tres vehículos, que se comercializarán a lo largo del primer semestre de 2016, se presentarán en los respectivos stands de las tres marcas en el Salón del Automóvil de Ginebra, que tendrá lugar en marzo de 2016. “Estamos encantados de presentar hoy estos tres nuevos vehículos, fruto de la cooperación entre Toyota Motor Europe y PSA Peugeot Citroën. Este acuerdo nos ha permitido desarrollar una nueva plataforma eficiente, para ofrecer a nuestros clientes en todo el mundo productos modernos y particularmente competitivos en su segmento”, ha indicado el director de Programas y Estrategia de PSA Peugeot Citroën, Patrice Lucas.

“Estamos muy contentos de que de la colaboración que iniciamos en 2012 con PSA Peugeot Citroën nazca hoy una nueva generación del Toyota Proace”, ha declarado el presidente y consejero delegado de Toyota Motor Europe, Johan van Zyl. “Los equipos han trabajado duro, tanto en común como al nivel de cada marca. Estoy seguro de que nuestro nuevo Proace, con todas sus versiones, va a sumarse a la gama de vehículos robustos y duraderos que nuestros clientes esperan de Toyota”.

Los vehículos Toyota Proace estaban basados, desde 2013, en los vehículos Peugeot Expert y Citroën Jumpy entonces existentes. El acuerdo, firmado en 2012, preveía además el desarrollo común de una nueva generación de vehículos, y que esa colaboración se extendería más allá de 2020.

Para ambos grupos, el objetivo de la colaboración es ofrecer un producto competitivo en los segmentos de los vehículos comerciales de tamaño medio, gracias a la optimización de los costes de desarrollo y fabricación. Los vehículos se producen en la fábrica de PSA Peugeot Citroën de Sevelnord, situada en Valenciennes, Francia.