Táboas: “Desde una empresa pública es complicado establecer una alianza con un operador integral”

por Elena de Jesús

Los planes de Renfe Mercancías para convertirse en un operador logístico integral de la mano de un socio privado avanzan más lento de lo deseado. Lo reconoce el presidente de Renfe, Isaías Táboas, que asegura que “desde una empresa pública resulta más complicado que desde una privada establecer una alianza con un operador, pues no somos libres a la hora de escoger a nuestros socios, sino que cualquier exclusividad tiene que salir a licitación”. A estas dificultades se suma, además, que “tampoco hay tantos operadores que quieran entrar a trabajar aquí”, según ha añadido el máximo responsable de la compañía pública en una jornada organizada por el Cercle d’Infraestructures en Barcelona.

A su juicio, Renfe Mercancías, que cerró 2019 con los peores resultados de su historia, es un claro reflejo del problema que afronta el transporte de carga por ferrocarril en España. “Desde que se liberalizó, el sector ha ido perdiendo cuota de mercado”, ha indicado Táboas, que se ha referido a la evolución bajista de los datos de facturación en las últimas dos décadas. “A día de hoy nosotros facturamos 200 millones de euros en mercancías y los otros operadores se sitúan, en números redondos, en los 100 millones; unas cifras muy inferiores a las de hace 20 años”, ha apuntado.

Para Táboas, los costes que asume el ferrocarril también penalizan en gran parte este modo de transporte. “El problema es que el coste de la tonelada por kilómetro transportada por tren en muchas ocasiones es más caro que el de transportarla por carretera”, ha indicado. En esta misma línea, la desaparición de los peajes en las autopistas también agudizará su desventaja frente a la carretera. “Si bien se puede producir un proceso de congestión, hay que tener en cuenta que será más barato transportar por carretera”, ha comentado.

APUESTA POR LA INTERNACIONALIZACIÓN

El plan estratégico de Renfe para este 2020 centrará especialmente sus esfuerzos en la internacionalización. “Renfe tiene vocación de operar no solo en España sino en otros países”, ha señalado el presidente de la compañía pública, que se ha referido al contrato de 6.000 millones de dólares firmado en EEUU para la puesta en marcha del AVE entre Houston y Dallas. “La amplia diversidad de material rodante del que disponemos, y que nosotros vemos como una debilidad, ha resultado ser una fortaleza a la hora de ganar este contrato”, ha afirmado Táboas, que ha avanzado que también están estudiando la entrada en nuevos mercados.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies