Santander reduce el plazo medio de pago a proveedores a diez días

por El Vigía

El puerto de Santander ha reducido el plazo medio de pago a proveedores, acreedores y clientes a diez días, abonando más de cuatro millones de euros desde el inicio del estado de alarma provocado por el coronavirus. La autoridad portuaria ha informado este viernes de las medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia, así como las que llevará a cabo para mitigar el impacto de la crisis sanitaria sobre sus operadores logísticos, en línea con las acordadas por otros puertos.

De este modo, Santander se adhiere a las medidas contempladas en el decreto-ley 15/2020, de 21 de abril, para apoyar la economía y el empleo en Cantabria. Estas medidas, unas ya en curso y otras pendientes de acuerdo del consejo de administración, pretenden incrementar la competitividad de la infraestructura portuaria y del sistema productivo de la comunidad cántabra.

Entre las más destacadas, se aplaza la liquidación de tasas a los concesionarios hasta el último trimestre del año en lugar de realizarla en julio, como es habitual, y se aplaza la deuda tributaria correspondiente a tasas portuarias devengadas entre el 13 de marzo de 2020 y el 30 de junio por cualquier tasa, por espacio de seis meses, sin intereses de demora ni garantías adicionales. Se reducen los requisitos de exigencia de tráficos mínimos y sus penalizaciones para las concesiones que se hayan visto afectadas por la crisis, a instancia del concesionario y previa autorización del consejo de administración.

Sobre la tasa de ocupación, la reducción máxima será del 20% de la cuota íntegra con respecto a las tasas pendientes de 2020, teniendo en cuenta las variaciones en los costes o en las condiciones de la demanda producidas por la crisis. También se podrá dejar sin efecto los límites mínimos de la tasa de actividad, en concreto, el límite del 20% de la cuota de la tasa de ocupación de terrenos y el límite del tráfico o actividad mínima establecida por el tipo de gravamen.

Por otro lado, el coeficiente reductor buques inactivos se aplicará desde el primer día de atraque en lugar de los siete días establecidos, y se reducen los coeficientes de los buques destinados a servicios portuarios. Se modifica la cuantía básica de la tasa de buque para transporte marítimo de corta distancia desde el 22 de abril y mientras se prolongue el estado de alarma, de 1,20 euros a 1,08 con carácter general, y de 0,60 euros para buques de short sea adscritos a un servicio regular de pasaje o carga rodada. La autoridad portuaria explica que esta medida, “debido a la tipología de los tráficos del puerto de Santander, tiene una importante incidencia sobre los mismos”.

 

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies