NoticiasTransporte

Sánchez anuncia un impuesto al gasóleo que no afectará al transporte profesional

El Vigía

3 septiembre, 2018

La ministra de Industria dice que es “un globo sonda”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avanzado hoy que su Gobierno prevé un impuesto al diésel en el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 para afrontar un “reto importante” como es el cambio climático. “Todo lo que tenga que ver con transición energética y sostenibilidad del país como la movilidad privada, que es altamente contaminante, tendrá su traducción en una subida de este impuesto”, ha asegurado en declaraciones a la Cadena SER, aunque ha apostillado que no afectará a los profesionales del transporte.

Las declaraciones de Sánchez han sido matizadas por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, quien considera que “se ha hablado mucho del impuesto del diésel, pero el Gobierno todavía ni siquiera lo ha anunciado”, y considera las especulaciones en torno a su posible implantación como “globo sonda”. Maroto ha hecho estas declaraciones en una intervención en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander. “Nosotros estamos trabajando con el sector de forma muy coordinada, pensando en la industria y también en los consumidores. Hasta ahora las medidas que hemos tomado son buenas para el sector”, ha añadido.

Las principales asociaciones del transporte se han manifestado reiteradamente en contra de cualquier subida en los impuestos que gravan el gasóleo, por considerar que ya es excesiva la presión fiscal que sufre el sector. Sus voces se hicieron oír especialmente tras el informe que, el pasado mes de abril, con el anterior Gobierno del PP, dio a conocer la comisión de expertos sobre Transición Energética con el objetivo de “analizar posibles alternativas de política energética, considerando su impacto medioambiental y económico”, y propuso un incremento del 28% del actual impuesto sobre el gasóleo, al considerar que la fiscalidad ambiental es la principal vía para descarbonizar el transporte.

La posible implantación de un impuesto al gasóleo apareció a finales de junio, cuando la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, utilizó el concepto de “fiscalidad medioambiental“, aunque fue matizada después por el ministro de Agricultura, Luis Planas, que la tildó de “conversaciones que en ningún caso afectarán al desarrollo de las actividades del campo”, y reactivada hace unos días por la ministra de Transición energética, Teresa Ribera.

La recaudación, fijada por el Gobierno en 600 millones de euros, superaría los 2.000 millones después del tercer año, al aplicarse de forma progresiva.