NoticiasInfraestructuras

Sacyr aumenta su beneficio un 15,7% en el primer semestre

El Vigía

8 septiembre, 2017

La compañía alcanzó un Ebitda de 191 millones hasta junio

Sacyr alcanzó un Ebitda de 191 millones de euros en el primer semestre de 2017, el 15,7% más que en el mismo periodo de 2016. Este crecimiento de dos dígitos, en un entorno económico complejo, es resultado de la acertada estrategia de la compañía, que pone el foco en la rentabilidad y la generación de caja de los proyectos y que cuenta con un estricto sistema de gestión de los riesgos y control de los costes, según asegura la compañía en un comunicado.

reactor sacyr 2

Entre enero y junio, destacó el crecimiento del Ebitda de servicios (24,5%), industrial (29,8%) y concesiones (12%). El resultado de construcción cae el 19,8% debido a la desaceleración de la actividad en España y a la filial portuguesa, Somague. La cifra de negocios de Sacyr se situó en el primer semestre en 1.523 millones de euros, el 7,7% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El beneficio neto alcanzó los 60 millones de euros, el 6,3% menos que en 2017, debido a que en el mismo periodo de 2016 se incluyeron resultados extraordinarios por importe de 20 millones de euros procedentes de diversas ventas de activos. En términos comparables, el resultado neto se incrementa el 36% respecto de 2016. El margen bruto se situó en el 12,5%, ocho décimas más que en el primer semestre de 2016. Las cuentas del primer semestre ponen de manifiesto la internacionalización de Sacyr: el 57% de la cifra de negocios y el 61% de la cartera ya son internacionales.

La cartera de ingresos futuros cerró junio en 30.165 millones de euros, lo que representa un aumento de 4.209 millones, el 16%, en el semestre. Entre enero y junio, Sacyr ha cosechado importantes contratos en mercados estratégicos en todas sus áreas de negocios. Cabe destacar las adjudicaciones de la concesión de las rutas 2 y 7 de Paraguay, la concesión del corredor Cúcuta-Pamplona en Colombia y la ampliación de redes eléctricas en Chile. Además, con posterioridad al cierre del semestre el grupo ha ganado la primera concesión en régimen público-privado de una
carretera en México.

El 61% de la cartera de Sacyr es internacional. Por actividades, en construcción los contratos internacionales representan el 86% del total; en concesiones, el 71%; en servicios, el 29%; y en industrial suponen el 23% de la cartera.

La deuda financiera del grupo cerró junio en 2.986 millones de euros, el 20% menos que a finales de 2016, cuando sumaba 3.726 millones. La reducción del endeudamiento se ha llevado a cabo gracias a la culminación de la estrategia de eliminación de los riesgos asociados a la participación en Repsol a través de una operación derivados sobre 72,7 millones de acciones de Repsol (60% de la participación de Sacyr). Con esta operación se completó el proceso iniciado en la segunda mitad de 2016 al contratar dos operaciones de derivados sobre el 40% de la participación en Repsol.

Esta operación ha permitido cancelar la deuda de 769 millones de euros ligada a la participación en la petrolera y liberar las garantías asociadas al préstamo. Sacyr se beneficiará de los dividendos distribuidos por Repsol, que no tendrá que destinarlos al servicio de la deuda, y elimina riesgo de variación de la cotización de Repsol por debajo de 10,7€/acción, 11,9€/acción y 10,9€/acción para 20, 30 y 72,7 millones de acciones de Repsol, respectivamente. Además, la estructura de este último derivado permite beneficiarse de la totalidad del potencial de subida de cotización de las acciones. El resultado financiero del primer semestre mejoró el 17%, hasta 87,5 millones de euros, gracias a la reducción de la deuda.