El puerto de Rotterdam prevé una caída anual de hasta el 20%

por El Vigía

El puerto de Rotterdam ha presentado este jueves los datos de tráfico del primer trimestre, que cierra con un volumen total de 112,4 millones de toneladas, un 9,3% menos que en el mismo periodo del año pasado.

Sus previsiones, sin embargo, apuntan a que esta ralentización de la actividad se agravará en los próximos meses, como apunta el consejero delegado del puerto, Allard Castelein. En su opinión, “el impacto de la disminución de la demanda debido a la crisis del coronavirus se hará evidente a partir de abril” y considera “muy probable” que se produzca un descenso del 10 al 20% en el volumen de tráficos. “Esto dependerá del tiempo que se mantengan las medidas y de la rapidez con que se recuperen la producción y el comercio mundial”, señala Castelein.

El análisis ofrecido por el puerto holandés muestra que esta crisis todavía no ha afectado al tráfico de contenedores, con un leve retroceso del 0,3% en volumen de toneladas y del 4,7% en número de teus. En este sentido, la entidad reconoce que el efecto de la pandemia no se percibió hasta finales de marzo, con una caída de los tráficos procedentes de China tras el cierre de este país en febrero.

“Los buques marítimos tardan de cuatro a cinco semanas en completar la ruta, lo que significa que el efecto en Rotterdam no se notará hasta más tarde”, explican desde Rotterdam. En este sentido, el puerto señala ya que la capacidad en las líneas de contenedores entre Asia y Europa se está reduciendo en aproximadamente un 25%. “Esto también se verá claramente en el puerto de Rotterdam en el próximo trimestre”, avanza el enclave.

El puerto observa también la afectación de esta crisis en el tráfico ro-ro, directamente afectado por la disminución de la actividad económica en Europa, por lo que considera que los tráficos “serán significativamente menores en este segmento mientras continúe el bloqueo en varios países≠.

El panorama tampoco es muy esperanzador en los tráficos de hierro y carbón, dependientes de una industria siderúrgica que también frenará su producción por la parálisis en la industria de automoción o la construcción.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies