Repsol alcanza un beneficio neto de 2.060 millones de euros

por admin

Repsol alcanzó en 2012 un beneficio neto de 2.060 millones de euros, un 6,1% inferior al ejercicio 2011, según ha hecho público la empresa en un comunicado. Descontado el efecto de la valoración de los inventarios de hidrocarburos que la compañía almacena como reserva estratégica para el país, el resultado neto de Repsol aumentó un 5,4% respecto al ejercicio anterior, que incluía YPF, hasta los 2.048 millones de euros.

Durante el ejercicio 2012, el área de exploración y producción de Repsol experimentó una notable mejora en todas sus magnitudes. La producción aumentó un 11% durante el ejercicio con una tasa récord de reemplazo de reservas del 204%. Cabe destacar que durante el ejercicio 2012 la compañía completó la ejecución de cuatro de los diez proyectos clave contemplados en el Plan Estratégico 2012-2016, lo que supone un avance significativo en sus objetivos de incremento de la producción.

A comienzos de 2013, la compañía logró otro hito importante con la puesta en producción del megacampo Sapinhoá, en Brasil, uno de los mayores yacimientos desarrollados hasta la fecha en ese país.

En lo que respecta al área de refino, química, marketing y GLP, Repsol registró una mejora en los márgenes de refino y una optimización de la producción gracias a los proyectos de ampliación en las refinerías de Cartagena y Bilbao, concluidos en 2011, que sitúan a estas instalaciones entre las más avanzadas del sector en Europa.

La actividad industrial estuvo acompañada de una estrategia de fortalecimiento financiero, tal y como contempla el Plan Estratégico de la compañía. El pasado año, Repsol puso en marcha el programa “Repsol Dividendo Flexible”, que ha tenido un nivel de aceptación muy superior al 60%. Esta medida, junto a desinversiones selectivas y una activa gestión financiera, permitió reducir la deuda de la compañía, a 31 de diciembre, en más de 2.000 millones de euros en el año y alcanzar un nivel de liquidez que triplica los vencimientos a corto plazo.

Además, tras el cierre del ejercicio y en cumplimiento de su objetivo estratégico de desinversiones, Repsol alcanzó un acuerdo con Shell para la venta de activos de gas natural licuado por un valor de 6.653 millones de dólares. Con esta desinversión, Repsol supera el objetivo de su Plan Estratégico, que contempla para el período 2012-2016 unas desinversiones de entre 4.000 y 4.500 millones de euros. El acuerdo de venta de gas natural licuado fortalece el balance de Repsol y reduce en más de la mitad su nivel de endeudamiento, hasta los 2.200 millones de euros.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies