NoticiasFerrocarril

Renfe y Adif se adjudican la futura línea de alta velocidad entre Houston y Dallas

El Vigía

11 octubre, 2018

Las empresas públicas españolas operarán el Texas Bullet Train

Renfe y Adif desarrollarán la conexión en alta velocidad entre Houston y Dallas/Fort Worth, en el estado norteamericano de Texas. Texas Central, el promotor privado del proyecto, las ha elegido como socios estratégicos del Texas Bullet Train, el primer proyecto de alta velocidad 100% privado. Tras una primera fase en que las dos empresas públicas españolas ejercerán como asesores técnicos en el desarrollo, diseño y construcción de la línea, Renfe y Adif se ocuparán después de la puesta a punto del servicio, incluyendo la operación de los trenes, el mantenimiento de los equipos y otros servicios relacionados con la comercialización de billetes.

Según ha explicado el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, el acuerdo supone un “espaldarazo” a la expansión internacional del sector público ferroviario español, clave en el caso de Renfe como operador ante la próxima liberalización de servicios ferroviarios y en el caso de Adif como gestor y consultor de infraestructuras de alta velocidad. Renfe y Adif han sido seleccionados “por su nivel de servicio y amplia experiencia en el sector, así como su contrastada cualificación y capacidad para abordar e integrar tecnologías y sistemas distintos de alta velocidad”, ha añadido Ábalos, que entiende que es también “una buena noticia para la marca España, porque es una señal de confianza en nuestra capacidad tecnológica y organizativa en materia de transporte ferroviario”.

 

Durante los últimos meses, ambas empresas han preparado y defendido su propuesta ante el “exigente” proceso de selección internacional, que ha sido liderado por un equipo de profesionales de las áreas de estrategia e internacional. El proyecto está promovido por Texas Central Partners, LLC (Texas Central), empresa privada apoyada por inversores y que prevé desarrollar el proyecto sin fondos públicos (estatales o federales). Registrada como empresa ferroviaria, ha trabajado desde 2014 con las autoridades federales y estatales para desarrollar un proyecto que prevé conectar la cuarta y la quinta región económica más grande de Estados Unidos.

Texas Bullet Train, que conectará los 386 kilómetros que separan Dallas y Houston en menos de 90 minutos, generará unos beneficios económicos de unos 36.000 millones de dólares durante los próximos 25 años, incluyendo la creación de 10.000 puestos de trabajo al año en la fase de construcción y unos 1.500 puestos de trabajo permanentes una vez entre en servicio la línea. Una parte de este empleo, aún por concretar, corresponderá a profesionales españoles.