¿Qué reclaman las empresas al ministro de Fomento?

por El Vigía

Los directivos de seis de las grandes compañías del sector del transporte y la logística exponen las principales cuestiones a las que deberá hacer frente el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en los próximos meses.

GRUPO SESÉ

El Grupo Sesé espera de este Gobierno, y en especial del ministerio de Fomento, el reconocimiento del sector logístico y del transporte como un sector estratégico fundamental para la competitividad de sus industrias, defendiendo en consecuencia los intereses específicos como país periférico en las instituciones europeas. A su vez, el director comercial corporativo del grupo, Álvaro Sarría, insta al ministerio de Fomento a ejercer un liderazgo proactivo que facilite la innovación de las empresas del sector, en la misma dirección que las medidas llevadas a cabo por el Grupo Sesé con vehículos modulares, combustibles alternativos y en materia de automatización de procesos, facilitando la experimentación y adaptando a la legislación las nuevas posibilidades que las tecnologías ofrecen. Todo ello permitirá afrontar de forma eficiente retos como el de la descarbonización del transporte, la escasez de transportistas o la conducción autónoma, para que España sea referente en un sector en permanente transformación, según explica el experto.

MARCOTRAN

Entre los temas que deberían ser atendidos con mayor celeridad por parte del ministerio de Fomento, desde Marcotran también destacan la escasez de conductores, la inversión en formación, la lucha con la rigidez del reglamento  sobre tiempos de conducción y descanso, así como una legislación ágil para la contratación extracomunitaria. Asimismo, el listado de peticiones incluye medidas antidiumping social, la armonización de pesos y medidas europeas, el freno al exceso de nuevas regulaciones y normativas para el desarrollo de la actividad, y escuchar la reivindicaciones del sector por parte de las asociaciones.

PAÑALÓN

El ministerio de Fomento tiene competencias y responsabilidades amplias en diversas áreas que se alejan de las necesidades del transporte de mercancías por carretera. Por ello, el director de Compras y Mantenimiento de Pañalón, Juan Marcos Montero, considera que es necesario contar con un responsable directo y único para atender mejor las necesidades y problemática actual del sector tanto en España como en Europa. Entre otras cuestiones, también solicita la inmediata liberación de todos los peajes, tanto nacionales como de ciertas comunidades autónomas, y acabar con los desvíos obligatorios, que suponen un aumento de los kilómetros recorridos. En el capítulo de inversiones, el directivo demanda que se realicen importantes desembolsos para resolver el grave problema que representa el deterioro de las infraestructuras y mejorar de esta forma la seguridad vial, así como desarrollar áreas de descanso suficientes en todo el territorio nacional. Por último, Montero considera preocupante el déficit actual sobre la formación de conductores y personal dedicado al transporte, “que sin duda requiere aumentar las partidas presupuestarias que Fomento ha dedicado a este capítulo”, apunta.

GEFCO

En Gefco se muestran convencidos de que el próximo paso en la evolución logística reside en buscar nuevas vías para crear sistemas de digitalización, así como en el desarrollo de buenas prácticas para hacerla más eficiente y sostenible, como el impulso de los vehículos eléctricos o de las energías alternativas. “Las empresas ya estamos invirtiendo y trabajando en ello, pero es necesario contar con el apoyo de las instituciones para poner en marcha proyectos que ayuden a mejorar la eficiencia, ofrecer un mejor servicio a nuestros clientes y respetar el medio ambiente”, señala el director general del grupo en España, Julián Navarro. Además, el directivo considera fundamental que desde el Gobierno se impulse la creación de corredores, especialmente el Mediterráneo, y que se incrementen las inversiones en infraestructuras prioritarias, principalmente en carreteras, ferrocarriles y puertos.

TRANSGESA

El consejero delegado de Transgesa, Carlos Cancela, considera necesario que la Administración haga de mediadora entre cargadores y transportistas. En materia de carga y descarga, y teniendo en cuenta que las paralizaciones suponen costes e ineficiencias a los procesos, destaca también las dificultades que soportan los transportistas para hacer eficientes los tiempos de conducción por culpa de ello. Respecto a los plazos de pago, desde la compañía  demandan ayudar al cumplimiento del marco legal ya establecido. Otra de las cuestiones que deben abordarse con urgencia es el impulso de la digitalización, así como favorecer la innovación en el sector. “Necesitamos nuevos modelos que se adapten a los nuevos hábitos de compra, pero dentro del marco legal”, apunta Cancela, que respecto a los nuevos modelos disruptivos que se han desarrollado “al filo de la ilegalidad”, como Amazon, Glovo o Deliveroo, entre otros, pide “que todos podamos competir dentro de la legalidad”. Por último, el directivo considera primordial volver a convertir en atractivo el  oficio de conductor e impulsar la formación, adaptándola a los nuevos modelos y necesidades del mercado.

COMBIBERIA

“Los problemas de Combiberia y del resto de operadores de transporte intermodal tienen que ver fundamentalmente con la falta de competitividad del sistema”, señala el presidente de Combiberia, José Ramón Obeso, que explica que el problema es el mismo tanto para el transporte internacional como para el doméstico. Según Obeso, “tenemos una participación de entre el 4 y 5% en el mercado de transporte terrestre de mercancías porque somos más caros que la carretera y el servicio es como mucho similar”. En este sentido, señala que para ser competitivos resultan necesarios trenes de 2.500 toneladas brutas remolcadas (TBR) y 1.000 metros de longitud. “Mientras estemos trabajando con trenes de juguete, que tienen 500 metros de longitud y 1.250 TBR, no podremos competir con el transporte por carretera, mucho más eficiente y, sobre todo, más barato”, indica.

Por otra parte, el presidente de Combiberia considera que el problema real del sector pasa por resolver algunas limitaciones, tales como la adecuación de gálibos y líneas para poder subir semirremolques al tren o una revisión técnica de las líneas y terminales para poder hacer trenes más largos, de al menos 1.000 metros y capaces de transportar más toneladas netas.

Asimismo, también demanda la creación de una dirección o subdirección general de transporte combinado, no de infraestructuras, sino de transporte. “El problema no es poner vías, sino llenar trenes”, asegura Obeso, que reclama, además, una reactivación del proyecto de la Travesía central del Pirineo con Canfranc. “La salida a Europa no puede depender de dos únicos pasos, Portbou e Irún, debemos tener como mínimo un paso central de los Pirineos. Los italianos tienen seis pasos de ferrocarril para atravesar los Alpes hacia Europa”. Por último, otra de las peticiones que realiza es convertir a Irún y Portbou en terminales comerciales y que acepten mercancías.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies