NoticiasFerrocarril

Puig reclama superar la concepción radial de España en la llegada del AVE a Castellón

El Vigía

22 enero, 2018

Rajoy inaugura la llegada del AVE a Castellón

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha reivindicado ante el Gobierno la necesidad de establecer un “gran acuerdo” que permita superar la concepción radial de España y que se extienda más allá del ámbito de las infraestructuras, impregnando tanto la economía como la política. Así lo ha asegurado durante su intervención en el acto institucional organizado en Castellón, con motivo de la puesta en servicio del tramo de alta velocidad Madrid-Valencia-Castellón de la Plana, que ha contado también con la presencia de la consejera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador.

Durante su discurso, el jefe del Consell ha reivindicado la importancia del acuerdo como “el mejor instrumento” en el ámbito de la política para impulsar una proyección de España que reconozca la “fortaleza” y la “singularidad” de todos los territorios que la integran, además de la “igualdad” entre sus ciudadanos.

Puig ha presidido el acto de inauguración de este tramo del Corredor Mediterráneo, que permitirá la conexión de alta velocidad entre Madrid y Castellón, junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. Rajoy ha asegurado que la llegada del AVE a Castellón es un “nuevo hito del Corredor Mediterráneo, un proyecto de Estado y una prioridad política, económica y social de mi Gobierno; conectará los principales nodos logísticos y centros de producción del litoral”. Para el ministro de Fomento, la entrada en explotación del tramo supone “una mejora del sistema de transporte interregional, ya que facilita la vertebración de la provincia de Castellón con Madrid y Castilla-La Mancha, y un impulso al desarrollo socioeconómico y la competitividad empresarial”.

En esta primera fase, Adif Alta Velocidad ha llevado a cabo la adaptación al ancho mixto de una de las vías del tramo Valencia-Castellón, de 74 kilómetros de longitud, mediante la implantación de un tercer carril y de todos los elementos de la superestructura asociados (electrificación, instalaciones de seguridad y comunicaciones, estaciones, etc.). El presupuesto total asciende a 355 millones de euros, de los que casi 178 corresponden a esta primera fase. Los trabajos tienen como objetivo habilitar la infraestructura ferroviaria para que sea apta para circulaciones tanto de ancho estándar (1.435 mm) como de ancho convencional (1.668 mm), lo que permite la llegada de la alta velocidad a Castellón y compatibilizarla con la circulación de los trenes de Cercanías, Media y Larga Distancia y mercancías.

Con la llegada de la alta velocidad a Castellón, ya son 27 provincias, con 48 estaciones, conectadas directamente a la red española de alta velocidad.