Puertos afina su estrategia en sostenibilidad ante el futuro aumento de los tráficos

por El Vigía

Puertos del Estado está desarrollando una estrategia de transporte sostenible con medidas como el impulso al desarrollo de autopistas del mar, al transporte ferroviario con origen/destino en puertos, o la mejora de la movilidad de vehículos pesados en el entorno portuario. Además, en los últimos años se han puesto en marcha otras, entre las que destacan el impulso a las energías alternativas en el transporte, la mejora de la eficiencia energética y el uso de energías renovables; el control de las emisiones difusas en la manipulación de graneles sólidos y líquidos, así como la mejora de la trazabilidad y el grado de valorización de los residuos.

El volumen de mercancía movido por los puertos de la Unión Europea en 2030 será un 50% mayor que en 2001, año en que se alcanzaron los 3.700 millones de toneladas

También se está realizando una valorización de los residuos de construcción en rellenos portuarios, la optimización de la respuesta ante emergencias por contaminación marina, la contribución a la mejora de la calidad del agua y sedimentos de los puertos, evitando el vertido de desechos de buques al mar; y la optimización de la gestión y uso del agua en puertos.

Todas estas iniciativas se encuentran integradas en distintos planes nacionales de carácter medioambiental, como el Plan Nacional de Calidad del Aire, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, la Estrategia Española de Economía Circular, así como en las estrategias marinas y planes hidrológicos ligados a la mejora de los ecosistemas acuáticos marinos y costeros. «Con ello, se pone de manifiesto el compromiso de Puertos del Estado con un modelo de transporte sostenible«, explica el ente gestor de los puertos de interés general.

Según el informe de la Comisión Europea Puertos: Motor de Crecimiento, en un escenario de crecimiento reducido se estima que el volumen de mercancía movido por los puertos de la Unión en 2030 será un 50% mayor que en 2001, año en que se alcanzaron los 3.700 millones de toneladas. «Resulta vital desarrollar estrategias dirigidas a evitar que el incremento en las necesidades de transporte este acompañado de un incremento equivalente de infraestructuras, consumos energéticos, e impactos al entorno natural. El objetivo es mantener el crecimiento reduciendo las externalidades ambientales», asegura Puertos.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies