Portugal aprueba el decreto que establece el concepto de puerto seco

por El Vigía

El Consejo de Ministros de Portugal aprobó el jueves el decreto ley que establece el concepto legal de puerto seco, definiendo las reglas y los procedimientos necesarios para su implementación. Se trata de una medida considerada como prioritaria por la ministra del Mar, Ana Paula Vitorino, para potenciar la concentración de las mercancías que circulan entre almacenes de depósito temporal y para mejorar la competitividad de los puertos y del sector exportador e importador luso.

Desde el Gobierno luso explican que el nuevo concepto de puerto seco se alinea con la nueva Ventana Única Logística, diseñada por el Ejecutivo, una herramienta que pretenda digitalizar y facilitar los procedimientos de flujo de mercancías en los puertos y en sus conexiones logísticas por carretera y ferrocarril.

El ministro de Ambiente, João Matos Fernandes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

«Los puertos secos son elementos clave en redes logísticas complejas, actuando como nodos interiores para la concentración de mercancías, depósitos de contenedores vacíos y otros servicios logísticos de valor añadido», explica el Gobierno. «Estos hubs interiores permiten la concentración de los volúmenes necesarios para conexiones intermodales directas con puertos y otras terminales intermodales», sostiene.

Desde el Ejecutivo de António Costa consideran que la implementación del concepto de puerto seco «comporta innumerables beneficios a nivel del incremento de la capacidad de las autoridades competentes para actuar sobre la ejecución de los procesos de transporte, dada la mayor visibilidad de toda la cadena logística, de la optimización de las operaciones multimodales, por medio del intercambio de información y de la reducción de los costes, en particular del número total de viajes en vacío y de tiempos de espera y congestión de la salida de las mercancías».

El comunicado emitido para anunciar la aprobación de este decreto está vinculado al Brexit, al hacer necesario «una rápida aplicación de esta medida, ya que tendrá como consecuencia el aumento de la carga administrativa asociada a los flujos comerciales con el Reino Unido que pasa a ser un país extracomunitario». Explican, en este sentido, que la implementación del puerto seco «permite una rápida transferencia entre terminales y puertos secos, asegurando que no haya cuellos de botella de los puertos nacionales, manteniendo los niveles de eficiencia que existen actualmente en estos enlaces, mitigando los efectos de Brexit y posicionando a los puertos portugueses como elementos naturales de conexión entre Reino Unido y la Unión Europea».

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies