#People, #Process, #Technology, #Carbonfootprint

por Antonio Fondevilla
Antonio Fondevilla

Vocal de la junta directiva de ABE·L y director Comercial Corporativo en Grupo Sesé

Hace ya unos años me encontré con uno de los más reconocidos expertos en el sector en un evento en Vietnam. En los pre-dinner drinks intercambiamos impresiones e informaciones sobre las tendencias del sector y, al final, ambos coincidimos en que la logística se basaba y se basaría en el futuro (futuro en el que nos encontramos ya hoy) en cuatro pilares básicos o, mejor dicho y para ser exactos, en tres pilares y una obligatoriedad. Los tres pilares son: Personas, Procesos y Tecnología, y en cuanto a la obligatoriedad, el respeto al Medioambiente.

Personas con las aptitudes pero, sobre todo, con la actitud adecuada; Procesos optimizados Lean, la Tecnología práctica focalizada en la mejora continua, el valor añadido y la reducción de costes. Todas ellas, Personas, Procesos y Tecnología, respetando y potenciando el Medioambiente.

Los que estamos en el sector logístico no hemos sido capaces de atraer el talento que necesitamos; no hemos sido capaces de promover este sector entre la juventud.

Debemos fomentar la formación en logística y demostrarle a la chavalería que es el sector con más futuro (hoy nos costará menos porque Amazon, Alibaba y otros muchos son ya grandes marcas, conocidas y atractivas). Es también Vox populi que la compra a través de dispositivos móviles se ha disparado de manera exponencial. De hecho, hace poco leía un artículo que señalaba que en China en 2018 se enviaron 50.000 millones de paquetes, por lo que es fácil cuestionarse en algún momento cómo se mueven todos estos paquetes.

“Los que estamos en el sector logístico no hemos sido capaces de atraer el talento que necesitamos; no hemos sido capaces de promover este sector entre la juventud”

Nos puede ayudar también a atraer talento el hecho de que el comercio electrónico sumará aproximadamente un mercado de cuatro billones de dólares en 2020, convirtiéndose en un sector puntero y de vanguardia, en el que se están invirtiendo cuantiosas cantidades de dinero en muchas áreas, pero significativamente en la parte inmobiliaria y obra civil, así como en la parte de innovación y tecnología.

La logística ha pasado en pocos años de ser un mal necesario a ser un diferenciador y herramienta competitiva ( Amazon, Zara, etc…).

El consumidor actual, muy informado y muy sensible al precio, pero sobre todo con mentalidad de lo quiero y lo quiero ya, aunque no se si lo quiero, pero tráemelo aquí o allí y mañana, si no me gusta te lo devuelvo, ha trasladado este tipo de demanda a sectores como el de la restauración (comida a domicilio). El consumidor pues, provoca un cambio en todo el proceso logístico desde el inicio hasta el consumidor final, así como en el retorno (logística inversa). Provoca incluso la aparición de nuevos modelos de negocio, impensables hace unos años.

La optimización de procesos y la aplicación de tecnología innovadora (en ese orden) es absolutamente clave para la logística, por lo que este campo de innovación tecnológica puede y debe ser un atractivo fundamental para la gente joven. Robotización de almacenes, automatización de procesos son ya realidades en expansión.

Según los expertos, nos quedan entre 10 y 15 años para salvar el planeta. Es por ello que todo lo que hagamos debe tener siempre en cuenta el impacto medioambiental. Parece que nuestros hijos están más concienciados que nuestra generación, y desde bien jóvenes están ya tomando cartas en el asunto para arreglar lo que las generaciones anteriores hemos estropeado. Por ello, desde aquí os urjo para que hagáis todo lo posible para minimizar vuestra huella de carbono a nivel profesional y a nivel personal. Os adelanto que si no lo hacéis, estaréis fuera del mercado antes de cinco años.

Este no es un sector de física cuántica o de grandes complejidades. Al final, simplificando, nos dedicamos a mover cajas o paquetes de un sitio a otro, pero tened bien presente que debéis contar con las personas adecuadas, los procesos optimizados y la innovación constante con aplicación práctica de la tecnología, minimizando siempre el impacto ambiental. En caso contrario, de no tener los tres pilares y la obligatoriedad perfectos, no estaréis en el mercado en el 2025.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies