NoticiasCarretera

Pañalón crece en el transporte de químicos con la compra de Pedro Martagón

El Vigía

30 noviembre, 2017

Martagón cuenta con una flota de 26 camiones cisterna y una facturación de dos millones de euros

La empresa Transportes Santos, filial del grupo Pañalón, ha formalizado la compra de la unidad de negocio de Pedro Martagón González y de Transportes Pedro Martagón, dedidadas al transporte de productos químicos por carretera, con una flota de 26 camiones cisterna y 20 empleados, y que suman una facturación de dos millones de euros.

Desde Pañálón explican que ambas unidades de negocio “mantiene contratos y acuerdos de transporte con importantes empresas químicas y operadores españoles, prestando sus servicios en el ámbito nacional con destacada presencia en Andalucía y sus polos químicos”.

Pañalon, por su parte, es la sociedad matriz de un grupo de compañías de transporte. Empresa familiar fundada por Marcos Montero, ex presidente del Comité Nacional del Transporte por Carretera y la  Confederación Española de Transporte de Mercancías, cuenta con más de 50 años de historia y desarrolla servicios de transporte y logística principalmente para la industria química y de automoción, con más de 600 empleados y más de 130 millones de euros de facturación consolidada, según los datos ofrecidos por el grupo.

“El objetivo de esta operación -explican- es ampliar y mejorar el paquete de servicios que ofrecemos a la
industria química, con el máximo compromiso por la seguridad, calidad y respeto por el medio ambiente, buscando siempre las sinergias que podamos obtener con esta integración en aras de las mejores eficiencias de coste y rentabilidad”. “Es una apuesta clara y decidida por el sector del transporte por carretera, la industria química, el empleo estable y la economía nacional”, sostienen en un comunicado.

Ambas unidades de negocio serán integradas en su totalidad en Transportes Santos, que desde
el 1 de diciembre “asume todos los compromisos y acuerdos contractuales, reforzando y fortaleciendo nuestra estructura productiva, manteniendo el centro de trabajo en Sevilla e incorporando también desde esa misma fecha a los empleados con el fin de seguir estando cerca de los clientes para proporcionarles el mejor servicio con la eficacia y flexibilidad requerida”.

En este sentido, desde Pañalón aseguran que “la integración será rápida pero ordenada y estamos convencidos que esta operación será positiva para todas las partes implicadas, empleados, clientes y proveedores”.