Países Bajos exige el registro de los conductores desplazados al país

por El Vigía

Las empresas que presten servicios de transporte por carretera en Países Bajos deberán registrar a sus empleados (tanto por cuenta ajena como autónomos) a partir del 1 de marzo en una plataforma digital del ministerio de Asuntos Sociales y Trabajo. El país se acoge así a la directiva sobre trabajadores desplazados de la UE que entró en vigor en 2016. Esta obliga a los desplazados a disponer de las mismas condiciones de empleo del país, en cuanto a salario mínimo, tiempos de descanso, seguridad laboral, etc.

El proceso es obligatorio para las operaciones de cabotaje, o si se carga o descarga en el país como parte de un transporte internacional, y a notificarlo antes de que se lleve a cabo. Las notificaciones se podrán realizar a partir del 10 de febrero en el portal en línea neerlandés, pero no será hasta el 1 de marzo cuando sean obligatorias. A partir de esa fecha, en caso de que no se realicen, se hagan tarde o con errores, las autoridades podrán sancionar con una multa de hasta 12.000 euros tanto a proveedores de servicios como a sus clientes.

“Otra carga administrativa más para las empresas del sector, lo más probable es que la medida perturbe las operaciones sobre todo al inicio”
OTRA CARGA ADMINISTRATIVA MÁS

Según informa la Confederación española de Transporte de Mercancías, los datos a verificar son: información de la empresa, datos del cliente, industria en la que opera, dirección de la empresa, duración estimada de la actividad, identidad del responsable del pago de los salarios, identidad de los empleados potenciales y certificación del pago de las contribuciones. Además, en el caso del empleador (y no del autónomo), debe disponer de una persona de contacto allí que será la que interlocute con las autoridades holandesas en caso de inspección.

Para CETM, este trámite supone “otra carga administrativa más para las empresas del sector y lo más probable es que la medida perturbe sus operaciones sobre todo al inicio, cuando las empresas tendrán que adecuarse al sistema y surjan los primeros inconvenientes”. A pesar de los esfuerzos por armonizar el sector con la aprobación del Paquete de Movilidad, “el escenario sigue siendo enrevesado para las empresas cuando algunos países, como Países Bajos, optan por seguir su particular sistema, que no se corresponde con la búsqueda del equilibrio”, lamentan desde la patronal española.

El sistema ya rige en Francia tras la Ley Macron, que obliga a las empresas a contar con un representante legal y cumplimentar un formulario por cada empleado que realice cabotaje o transporte con origen o destino en el país.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies