NoticiasLogística

Nerea Torres (Siemens PPAL): “El sector logístico no ha hecho grandes esfuerzos por potenciar su imagen y marca”

Elena de Jesús

6 noviembre, 2018

Nerea Torres inició su carrera en Siemens en 1998 y desde entonces ha desempeñado distintos cargos de responsabilidad en la compañía, siendo nombrada en el año 2013 como CEO de Siemens PPAL España. Ese mismo año, la empresa dedicada a soluciones logísticas para el sector postal, paquetería y aeropuertos comenzó a operar como una entidad independiente dentro de la multinacional alemana. “Se decidió segregar esta actividad de la compañía a nivel mundial por razones estratégicas: ser más ágiles, competitivos y adaptarnos mejor al mercado”, explica Torres, que tras cinco años al frente de la compañía se muestra optimista con los logros cosechados hasta la fecha, contribuyendo al crecimiento del país, aportando alta tecnología para la automatización logística –clave para el mercado del e-commerce–, así como soluciones digitales para facilitar la transformación y competitividad de las firmas españolas. A su juicio, todo ello ha sido posible “gracias a un equipo de ingeniería altamente cualificado, capaz de diseñar soluciones adaptadas a las necesidades del cliente, de integrar productos multimarca, así como de realizar desarrollos propios”.

Comenzó a dirigir Siemens PPAL en plena crisis económica. ¿Cómo afectó esta situación a la actividad del grupo?
Evidentemente, la crisis económica afectó de manera importante a la inversión, pero Siemens PPAL tiene el músculo financiero de una multinacional sólida y consolidada con contratos de mantenimiento de larga duración que le garantizan su viabilidad y sostenibilidad en el largo plazo. No obstante, la crisis económica del país también nos afectó por la baja inversión en nuevos proyectos, lo que provocó que tuviéramos que buscar vías alternativas para no tener que reducir la plantilla de nuestra compañía. Esa búsqueda de innovación en la gestión nos llevó a ser centro de competencia para algunos productos de creación y desarrollo local, así como a conseguir que nuestro departamento de ingeniería se convirtiera en el ‘pool’ internacional para proyectos internacionales.

¿Cuál es la principal lección que han aprendido de la crisis?
Que hay que tener sangre fría frente a las dificultades, buscando alternativas y manteniendo el talento en la compañía.

¿Cuáles son ahora los principales objetivos y planes del grupo a corto y medio plazo?
En la actualidad, un objetivo muy importante es, sin duda, aprovechar el crecimiento del e-commerce para hacer de Siemens PPAL la empresa referente en logística en España. A medio-largo plazo, otro importante reto es el de la digitalización. Realizar una transformación digital no solo del portfolio, sino de toda la compañía, que nos posicione como referente digital de nuestro mercado.

En los últimos años hemos definido e implementado nuestro Plan de Digitalización, que contempla una gestión holística del cambio en la compañía desde cinco bloques diferentes: estructura y gobernanza; gente y cultura; procesos; cliente y producto. Para conseguir la transformación digital considero esencial promover el cambio cultural de la compañía, invirtiendo mucho esfuerzo en la sensibilización de nuestros empleados.

Prueba, precisamente, de la importante apuesta que está realizando la compañía por la digitalización es la adquisición de AXIT en 2015. ¿Considera que la digitalización es el gran reto del sector logístico?
La compañía no solamente ha apostado por la digitalización con la adquisición de AXIT en 2015, sino que sigue siendo un importante foco de nuestra estrategia. De hecho, a principios del mes de junio adquiríamos la compañía Locom, especializada en software digital y que nos dará una importante ventaja competitiva en este terreno.
El mercado del e-commerce está teniendo crecimientos anuales de aproximadamente el 20% de forma sostenida y eso supone la necesidad de optimizar los procesos para dar respuesta a esta necesidad. Crecimientos de esta magnitud no se pueden resolver con tecnología tradicional, sino que requieren inversiones en tecnología avanzada y digitalización.
La digitalización es el gran reto del sector logístico, de todos los sectores y para todas las compañías. Lo que ocurre es que la transformación hacia la logística 4.0 se producirá de forma especialmente intensiva en el sector logístico por razones obvias.

No obstante, y debido al bajo nivel de digitalización de algunos operadores logísticos, numerosos cargadores están optando por internalizar de nuevo las operaciones logísticas que durante la crisis decidieron externalizar. ¿Resulta difícil introducir la innovación y la digitalización en el sector logístico?
En el sector logístico existe una enorme dispersión en cuanto al número de empresas dedicadas a esta actividad, pero, además, también hay grandes diferencias en cuanto al nivel de innovación y tecnología. En este sentido, hay empresas que antes de dar el salto digital necesariamente deben pasar por la automatización de sus centros logísticos, pues todavía existen muchas compañías que siguen trabajando de forma manual. Es necesario ir dando estos pasos de forma previa al paso digital. Introducir la digitalización y la innovación en el sector logístico debería ser el paso siguiente al de la automatización.

¿Qué tendencias tecnológicas se van a implementar a corto plazo?
El concepto de torre de control se está volviendo cada vez más frecuente en la gestión de la cadena de suministro y eso significa tener la capacidad de rastrear las entregas en tiempo real, lo que a su vez ayuda a que el proceso de entrega sea más eficiente y transparente. Las torres de control ofrecen visibilidad y control de todo el proceso logístico (incluyendo la última milla), seguimiento en tiempo real a través de dispositivos inteligentes, acceso a la información en cualquier dispositivo, análisis de datos, así como automatización avanzada.
En vistas al desarrollo de producto, nosotros estudiamos las tendencias del mercado y ofrecemos soluciones desarrolladas por nuestro propio equipo o, en otras ocasiones, adquirimos empresas o startups que ya disponen de una solución adecuada. En este sentido, la adquisición de la empresa AXIT nos proporcionó una solución perfecta como plataforma para la gestión integral de la logística.

¿Qué tipo de tecnologías reclaman más los clientes actualmente?
Los clientes demandan sistemas que les permitan atender grandes volúmenes y flujos, asegurando velocidad, eficiencia y alto rendimiento en la clasificación de elementos (paquetes, maletas, sobres…). Esta necesidad se convierte especialmente crítica a la hora de resolver los cuellos de botella, que en ocasiones se concentran de forma puntual en campañas como Navidad, verano, Semana Santa, Black Friday, Blue Monday, Single Day, rebajas… Además, buscan soluciones que sean flexibles y de amplio espectro.

¿Podría adelantarnos alguna innovación en la que estén trabajando ahora mismo?
Siemens PPAL está dedicando especial esfuerzo en trabajar las líneas de mantenimiento predictivo, blockchain y cadena de suministro en la nube. En el mantenimiento predictivo monitorizamos el estado de los componentes para predecir potenciales fallos. Para ello, utilizamos señales técnicas, tales como consumo eléctrico, temperatura, presión, etc. Hacemos una captura continua de datos y almacenamiento en red (privada/pública), con lo que se puede realizar un análisis predictivo para identificar irregularidades y prevenir potenciales fallos. Esta información es enormemente útil para sustituir o reparar los componentes identificados y evitar incidencias debido al mal funcionamiento de componentes, mantener la disponibilidad de los sistemas y evitar incidencias.

Estamos pilotando la utilización de blockchain para la gestión de equipajes a lo largo de todo el proceso (desde el momento de facturación hasta que el equipaje llega al pasajero). El blockchain almacena información de dicha trazabilidad de manera individual y segura. La ventaja es la posibilidad de poder conocer de forma inmediata dónde se ha producido cualquier incidencia y poder aplicar las reglas económico-financieras en ese punto. Respecto a la cadena de suministro en la nube, Siemens PPAL cuenta con una plataforma llamada AX4 que permite la trazabilidad de cada producto desde origen a destino. Además, la línea de consultoría de software digital la hemos reforzado con la adquisición de Locom. Pudiendo aportar servicios de consultoría para diseñar, planificar y mejorar las cadenas de suministro de clientes con software propio como los productos XCargo (Excel-Add-on para la planificación de logística) y SCS- Supply Chain Suit.

¿Dónde cree que existen mayores oportunidades de mejora de la eficiencia dentro de la cadena logística?
Vivimos en un entorno de cambio constante y, por ello, es necesario que las empresas sean capaces de adaptar su modelo de negocio a la misma velocidad que cambia la realidad. Por eso es necesaria la automatización y la digitalización para ganar velocidad y eficiencia. En ese sentido, la digitalización puede ayudar a desarrollar modelos capaces de optimizar las rutas, eliminar pérdidas de tiempo, además de permitir una mejora de la trazabilidad y transparencia del proceso, etc.

En cuanto al futuro del sector de la intralogística, ¿cómo lo imagina?
El futuro del sector de la intralogística va a experimentar importantes avances tecnológicos vinculados no solo a la automatización de los procesos sino dando un paso más allá hacia la intralogística 4.0. Por ejemplo, los drones ya son una realidad en el sector de la intralogística. Se emplean para simplificar y agilizar las operaciones de inventario. Una tarea árdua, costosa y lenta, donde la automatización añade grandes ventajas. En un futuro, parece probable un sistema en el que convivirán drones junto con vehículos autónomos que a la hora de clasificar serán más flexibles, rápidos, seguros y eficientes.

Respecto a la automatización, y teniendo en cuenta el conflicto de la estiba, ¿considera que la automatización en las terminales se retrasará por la fuerza de este colectivo?
Todos los avances tecnológicos han sufrido inicialmente ciertas resistencias al cambio, pues en muchas ocasiones entendían que podían suponer un riesgo para los puestos de trabajo. La automatización es otra evolución tecnológica muy positiva para la sociedad en general, que sin duda supone más beneficios que inconvenientes. Con cada revolución industrial se ha producido una regeneración laboral y una adaptación con la creación de nuevos puestos de trabajo. En cualquier caso, hay diferentes niveles de automatización en las instalaciones que hacen preciso la intervención humana en mayor o menor medida. No lo veo un riesgo sino una oportunidad de generar a la larga nuevas oportunidades de trabajo y en adaptar los perfiles a las nuevas necesidades que el sector demanda.

¿Las regulaciones normativas –y más concretamente las laborales– pueden ser el principal escollo para la irrupción de la automatización en el transporte y la logística?
No lo creo, la automatización trae consigo importantes beneficios, no solo en cuanto a productividad y agilidad de los procesos. También tiene un aspecto de enorme importancia de carácter laboral, como es la calidad y seguridad que genera en el entorno de trabajo.

Desde hace tiempo se habla de la necesidad de captar talento en el sector logístico. ¿Cuál cree que es la mejor opción para atraerlo? ¿Está ganando atractivo el sector logístico?
El boom del comercio electrónico ha provocado la necesidad de mejorar los procesos logísticos en toda la cadena de suministro incluida la logística inversa. Por ello, se hace preciso agilizar los procesos y conseguir rentabilidad en un negocio donde las cifras se consiguen gracias al movimiento de grandes volúmenes. Esto ha propiciado que, adicionalmente a los perfiles más tradicionales y característicos del sector con no demasiada cualificación, haya surgido la necesidad de incorporar nuevos perfiles a las empresas, muchos de ellos altamente cualificados, como los del área tecnológica (ingenieros, programadores, desarrolladores de apps).
Ahora mismo, el sector logístico es uno de los sectores con mayor demanda de empleo, mayor necesidad de innovación y, por tanto, más atractivo para el talento y que supone casi el 8% del PIB y emplea a más de 800.000 personas.

¿Cree que el sector logístico es inmaduro desde el punto de vista de la gestión corporativa de su marca e imagen por parte de las empresas, teniendo en cuenta que continúa situándose como poco atractivo para trabajar?
Es cierto que el sector logístico no ha venido siendo un sector que haya hecho grandes esfuerzos por potenciar su imagen y marca. No obstante, como comentaba anteriormente, no creo que se trate de un sector con poco atractivo para trabajar sino todo lo contrario. Muchas de las empresas más punteras hoy en día pertenecen al sector logístico, lo que está provocando también que altos directivos de prestigio se muevan a este sector, añadiendo un glamour y atractivo con el que hasta ahora no se contaba.

Otra de las grandes preocupaciones del sector es la cuestión energética y la sostenibilidad. ¿Qué líneas estratégicas siguen en este sentido?
La sostenibilidad, en términos medioambientales, es claramente otra importante tendencia en países avanzados y, por eso, cada vez será más importante en España. La tecnología puede ser clave para actuaciones responsables a lo largo de la cadena de suministro, consiguiendo mejorar la eficiencia energética y empleando energías limpias. En el caso concreto de Siemens PPAL, consideramos que la sostenibilidad es y será un aspecto fundamental en los sistemas logísticos de nuestros clientes. Por ello, desde la fase de diseño incorporamos soluciones altamente eficientes, pero además seguimos una estrategia de investigación y desarrollo enfocada a buscar soluciones en la mejora del mantenimiento y la operación de sistemas existentes, pues entendemos que el esfuerzo de inversión en estas instalaciones es muy importante y, por tanto, es preciso actualizarlas con el menor coste y mayor eficiencia posible.

Ejemplo de ello es el sistema automatizado del tratamiento de equipajes del Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez, donde hemos aplicado medidas como el desarrollo de soluciones de software específicas, optimización de rutas, respuesta inteligente del sistema a las necesidades de flujo en la instalación, que han permitido el ahorro de más de un 40% de su consumo eléctrico desde 2009.

A este respecto, ¿cuáles son sus expectativas en cuanto al crecimiento del tráfico de carga aérea?
El tráfico aéreo mundial, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), experimentó un crecimiento de alrededor del 10% durante el ejercicio 2017, el mayor desde 2010. En España, los aeropuertos españoles de la red de Aena han movido un total de 918.305 toneladas de carga aérea, un 15% de incremento respecto al 2016, lo cual supone que nuestro ritmo de crecimiento es mayor que el europeo. Adicionalmente, Madrid es un hub de carga logística fundamental, no solamente para España sino para Europa en su conexión con Latinoamérica y otros países. Sin duda, es una línea de negocio y oportunidad muy importante para este sector y para nuestro país.

Por otra parte, ¿qué está haciendo la compañía para adaptarse a este entorno de crecimiento del e-commerce?
Uno de nuestros pilares es contar con un equipo altamente cualificado capaz de asesorar a nuestros clientes en base a nuestra amplia experiencia en el sector. Nuestras soluciones no son estándar, sino que diseñamos soluciones adaptadas a las necesidades de nuestros clientes. El principal reto no es ya adaptarnos a sus necesidades sino incluso anticiparnos. Hoy todos queremos convertirnos en empresas digitales, pero normalmente no se tiene claro cómo y por dónde abordar esa transformación. Desde nuestra experiencia intentamos ayudar a realizar esa transformación tecnológica y digital de forma segura y exitosa.

¿Considera que la irrupción de empresas como Amazon es una amenaza para el sector logístico?
Amazon es el ejemplo de empresa disruptiva en cuanto a su modelo de negocio y a su constante innovación en la gestión de toda la cadena de suministro. Eso, sin duda, puede suponer amenazas y oportunidades para todos los que están compartiendo sector. No obstante, tiendo a ver muchas más oportunidades que amenazas en una compañía que genera crecimiento y cuyas fórmulas disruptivas pueden abrir nuevas oportunidades para todos. En nuestro caso, evidentemente se trata de una gran oportunidad por las posibilidades de servicios logísticos de alto nivel.