NoticiasLogística

Navarra se fija como prioridad impulsar los nodos intermodales de Pamplona y Tudela

El Vigía

2 marzo, 2018

El Gobierno foral actualiza la estrategia logística para 2028

El vicepresidente de Desarrollo Económico de la comunidad foral de Navarra, Manu Ayerdi, ha presentado un estudio encargado por su departamento que reflexiona sobre la estrategia logística de Navarra para el periodo 2018-2028. El documento sugiere la necesidad de actualizar el plan diseñado en 2007 y de dotarse de un sistema de gobernanza eficiente en el que un equipo humano especializado lidere las actuaciones y sea interlocutor con las demás administraciones públicas y con el resto de operadores del sector.

El Ejecutivo foral quiere impulsar especialmente las infraestructuras logísticas de Noáin-Imárcoain y Tudela-Castejón, fomentar el transporte intermodal (carretera y tren), consolidando la inserción de Navarra en la Red Transeuropea de Transporte con el desarrollo del eje Zaragoza-Pamplona-Y vasca.

El estudio, ha explicado Ayerdi, plantea cinco objetivos estratégicos: la definición de una red de áreas logísticas y centros de servicios al transporte; el impulso a la intermodalidad de los servicios logísticos contribuyendo a la sostenibilidad medioambiental; un modelo de gobernanza basado en la colaboración entre entidades públicas y privadas; la innovación como instrumento para alcanzar los objetivos de la S3 (estrategia económica del Gobierno de la comunidad) y la colaboración y el entendimiento entre operadores logísticos.

La consecución de estos objetivos plantea seis líneas de actuación, cada una de ellas con sus acciones concretas. A su vez, el estudio realiza una escala de actuaciones en función de factores como la viabilidad, el coste, el impacto y la urgencia de las medidas. De las 12 acciones sugeridas, seis se califican como prioritarias, las seis incluidas en dos líneas de actuación, la denominada Red de áreas logísticas de Navarra y la denominada Gobernanza de la Estrategia Logística.

En lo que se refiere a la primera, las apuestas clave son dos: el desarrollo del corredor ferroviario navarro entre Zaragoza, Pamplona y la Y vasca; y la potenciación de los nodos intermodales de Noain-Imarcoain y de Tudela-Castejón. Para ello, en la medida en que Adif es propietario de las infraestructuras ferroviarias de Imarcoain y de Castejón, resulta esencial reactivar el protocolo de colaboración firmado el 5 de mayo de 2011 entre el ministerio de Fomento y la Comunidad Foral de Navarra para el desarrollo de las terminales intermodales de Pamplona y Tudela, y los protocolos firmados entre Adif y la extinta sociedad pública del Gobierno de Navarra ANL, ahora integrada en Nasuvinsa.

En este contexto, el Gobierno foral valora positivamente la disposición favorable expresada por el ministerio de Fomento en la reunión del comité de seguimiento del corredor ferroviario navarro mantenida por ambas administraciones el pasado 27 de febrero.

En este capítulo, el estudio también plantea el desarrollo del centro de servicios al transporte de Bera.

En lo que toca a la gobernanza, se considera esencial establecer las bases para un sistema eficiente. Como primer paso, se apuesta por contar con un equipo cualificado especializado que lidere la definición y la implementación de la estrategia, en especial el impulso de los nodos intermodales. Con lo que ello supone de colaboración con las demás administraciones públicas, Adif en particular, pero también con el resto de administraciones autonómicas y locales para generar sinergias, así como con las autoridades portuarias para impulsar los tráficos ferroportuarios. En este ámbito deberá fomentarse también la colaboración entre empresas de transporte, operadores y cargadores.

El estudio propone establecer canales de comunicación como el Comité Navarro del Transporte y la Logística y el impulso de un clúster o plataforma habilitadora. Además, plantea elaborar un plan de acción coordinada del sector y, finalmente, el planteamiento de estrategias conjuntas con clusters de otras comunidades autónomas, especialmente del País Vasco y Aragón.

La saturación transporte de mercancías por tren

Al trasladar la importancia del corredor ferroviario navarro, tras analizar las implicaciones de la demanda futura, hasta 2040, se constata que es fundamental incrementar la capacidad actual del sistema ferroviario y se concluye que el desarrollo del corredor navarro de altas prestaciones asegura una capacidad excedentaria importante en todas las franjas horarias más allá de 2040.

Finalmente, el estudio estima el impacto socioeconómico y medioambiental generado por la transferencia modal de la carretera al tren a través de una herramienta desarrollada por el Programa de financiación Marco Polo de la Unión Europea. En función de los diferentes escenarios, los beneficios medioambientales y sociales acumulados hasta 2040 oscilan entre casi 100 millones de euros y algo más de 245 millones.