Navarra invertirá 15 millones para desarrollar más de 30 hectáreas de suelo empresarial

por El Vigía

El Gobierno de Navarra realizará una inversión conjunta de 15,2 millones de euros, a través de la sociedad pública Nasuvinsa, “para dar respuesta a la demanda identificada que han comprometido varias empresas que requieren desarrollo de suelo para nuevas implantaciones productivas”.

En concreto, las siete actuaciones previstas supondrán el desarrollo y comercialización de 309.123 metros cuadrados de superficie de suelo industrial en la comarca de Pamplona y en las localidades navarras de Arakil, Arguedas, Cascante o Monteagudo, Lodosa y Lumbier, así como la construcción de una nave industrial a demanda en la zona de Sakana para su posterior alquiler.

El comunicado emitido por el Gobierno de Navarra detalla algunas de las empresas que ya han comprometido la adquisición de suelo: Harivenasa en Arakil, Estampaciones Mayo e Integralia en el polígono Comarca II de Esquíroz, Cárnicas Iruña en Lumbier o Congelados de Navarra en Arguedas.

Detallan, además, que existe una reserva de 30.000 metros cuadrados para una nueva implantación de una empresa del sector agroalimentario en las áreas riberas de Cascante o Monteagudo y el polígono de Lodosa prevé albergar la ampliación de una conservera local. A su vez, Nasuvinsa promoverá la construcción de una nave propia en la zona de Arakil, además de la citada implantación de Harivenasa, para su posterior alquiler a demanda de una multinacional del sector alimentario.

Desde el Gobierno foral explican que Nasuvinsa desarrollará estos proyectos con el objetivo de favorecer la reactivación económica del tejido industrial y la creación de empleo de calidad, pero aseguran que sitúa también entre sus prioridades conseguir “un retorno que hace que las inversiones públicas resulten económicamente viables”.

Detallan, en este sentido, que Nasuvinsa ha realizado un informe de viabilidad económico-financiera para analizar cada una de las siete inversiones, así como las características y la demanda empresarial, su impacto en la reactivación industrial y el retorno, por medio de posteriores ventas, “que permiten asegurar una Tasa Interna de Rentabilidad (TIR) positiva”.

Estas siete intervenciones urbanísticas están enmarcadas en la primera fase del plan de actuaciones industriales de Nasuvinsa, que ha previsto a su vez iniciar el desarrollo de una segunda fase, con volúmenes similares a la anterior en superficies e inversiones. El mapa de la segunda fase contempla desarrollar más suelo en cinco de los siete polígonos de la primera: Lodosa, Arakil, Cascante, Arguedas y Lumbier.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies