Navarra instalará peajes para camiones en la N-121 pese al rechazo del transporte

por El Vigía

El Gobierno de Navarra implantará peajes a camiones en la carretera N-121-A como medida disuasoria, con la que persigue “modular” el tráfico pesado. Esta carretera registra un tráfico diario de 2.880 vehículos pesados. Representantes del gobierno foral han mantenido este miércoles una reunión con representantes de las asociaciones de transportistas para anunciarles la medida, e informarles de la intención de potenciar el transporte ferroviario de mercancías, para reducir el número de camiones en las carreteras.

En los últimos meses, las autoridades forales han implementado una serie de medidas con objeto de mejorar la seguridad en esta vía. En primer lugar, se ha limitado a un solo sentido los adelantamientos en los tramos de tres carriles de la N-121-A con objeto de reducir la siniestralidad. En estos tramos de tres carriles solo se permite el adelantamiento a los vehículos que circulan en el mismo sentido al de la vía lenta.

Además, se van a ubicar nuevos radares fijos en los tramos que registran mayor número de accidentes. Asimismo, se va a incrementar la presencia policial con un “patrullaje proactivo”, basado en dispositivos estáticos y dinámicos de vigilancia. Policía Foral ha realizado en el último año un total de 1.452 controles frente a los 1.193 del ejercicio anterior en la N-121-A. También se apuesta por la conversión de la carretera en una vía 2+1, que suele presentar unos índices de siniestralidad menores, semejante al de las autopistas.

RECHAZO DEL TRANSPORTE

Los transportistas ya han mostrado su total rechazo a los nuevos peajes. Las navarras Tradisna y ANET consideran que la medida es “disparatada y discriminatoria dado que afectará en mayor medida a las empresas y autónomos navarros. Para cobrar al transporte pesado que vienen de fuera de Navarra, van a perjudicar a todo el sector de la comunidad foral”.

Desde la Confederación Española de Transporte de Mercancías recuerdan que el sector ya aporta suficiente a las arcas del Estado y a Navarra, “y a pesar de todo, Navarra se une al machaque constante que sufrimos las empresas de transporte de mercancías”. La patronal del sector subraya el caso de La Rioja donde, a pesar del desvío obligatorio de camiones a la AP-68, el número de accidentes mortales en la N-232 ha continuado ascendiendo. “Si lo que de verdad importa es la vida de los ciudadanos en las carreteras, consideramos que el Gobierno de Navarra debería proponer otro tipo de medidas más eficientes y cuya finalidad sea la de acabar con la mortalidad, no la de recaudar ingresos”, afirma la entidad.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies