NoticiasEnergía

Navantia entrega a Iberdrola la mayor subestación eléctrica marina del mundo

El Vigía

4 julio, 2018

Destinada al parque eólico marino East Anglia (Reino Unido)

Navantia ha entregado a Iberdrola la subestación Andalucía II, destinada al parque eólico marino más grande del mundo, el East Anglia, desarrollado actualmente en las costas británicas. La mayor subestación marina en corriente alterna construida iniciará su travesía en las próximas semanas hacia su ubicación definitiva. En su construcción, han intervenido Navantia y 30 empresas auxiliares de la Bahía de Cádiz y ha generado hasta 600 empleos locales en momentos de puntas de trabajo.

Ambas compañías han celebrado hoy el acto de entrega de la subestación eléctrica construida por la empresa pública española íntegramente en el astillero de Puerto Real.

Con una potencia instalada de 714 megavatios y una inversión de más de 3.000 millones de euros, la Andalucía II es el mayor proyecto de energía renovable español desarrollado hasta el momento en el mundo. Al acto de entrega de la subestación eléctrica han acudido José Esteban García Vilasánchez, presidente de Navantia; Ignacio Galán, presidente de Iberdrola; y Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, que ejerce de madrina de la instalación energética.

El parque eólico marino East Anglia One se ha convertido en uno de los principales motores económicos de empresas españolas, como ya ocurriera con el parque eólico marino Wikinger (operativo en Alemania), también liderado por la eléctrica española.

La entrega de esta unidad, realizada en los plazos acordados tras 16 meses de trabajo, ha permitido la generación de una media de 450 empleos -en su gran mayoría locales- que, en momentos punta de trabajo, se ha elevado a 600 personas.

Esteban García Vilasánchez agradeció a Iberdrola la oportunidad de demostrar las capacidades de Navantia para desarrollar programas tan de vanguardia en un sector de futuro como el eólico marino. Asimismo, comentó que se trata de “una línea de negocio de diversificación clave para Navantia, que complementa la actividad principal, el mercado naval de defensa como empresa estratégica al servicio de la seguridad nacional”.

Ignacio Galán, por su parte, destacó el papel clave de las “tecnologías renovables eficientes”, como la eólica marina, en la “necesidad de afrontar el grave problema del cambio climático, que nos obliga a avanzar urgentemente hacia la descarbonización de la economía y una mayor electrificación de la misma”. En este sentido, el presidente de Iberdrola valoró el nuevo objetivo de la UE de alcanzar un 32% de renovables en 2030 y agradeció la iniciativa de la CE, así como la “determinación” de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Galán también resaltó que la construcción de la subestación Andalucía II “ejemplifica la Andalucía pujante e industrial, que sitúa a esta tierra a la vanguardia de la innovación tecnológica, demostrando su capacidad de generación de riqueza y empleo”.

La subestación marina es el núcleo central del parque eólico británico y su función consiste en recoger la electricidad producida por los aerogeneradores y transformar la tensión de 66 kV a 220 kV. Luego, la electricidad se transmite por el cable marino hasta tierra. La Andalucía II es la mayor subestación marina en corriente alterna construida en el mundo. Los ingenieros han conseguido una estructura más compacta (3.900 toneladas) con el fin de permitir su instalación por un barco especializado.

La subestación Andalucía II iniciará su travesía desde Puerto Real a aguas inglesas a primeros de agosto, de tal forma que podría estar instalada a finales de mes o principios de septiembre. Durante los próximos meses, se procederá a la instalación en el emplazamiento del resto de componentes del parque, entre ellos las estructuras tipo jackets y los pilotes, antes de la colocación de los aerogeneradores.

East Anglia One entrará en operación en 2020 y producirá energía limpia suficiente para abastecer a cerca de 600.000 hogares británicos. En la actualidad, se encuentran en funcionamiento dos parques en el mar de Irlanda y el Báltico –West of Duddon Sands y Wikinger, respectivamente- y tiene en cartera unos 7.200 megavatios en aguas del mar del Norte, el Báltico, Francia y la costa este de EEUU.