Merlin ultima tres proyectos piloto para convertir sus parkings en centros nocturnos de última milla

por El Vigía

Merlin Properties continúa expandiendo las soluciones de última milla. La compañía, que ya anunció hace unos meses que tiene previsto convertir sus aparcamientos de los edificios de oficinas o centros comerciales en espacios logísticos pop-up de última milla en horario nocturno, desde las 23:00 horas hasta las 07:30 horas, ultima tres proyectos piloto. El primero de ellos se realizará a partir del próximo mes de septiembre en Las Tablas (Madrid), y entre finales de año y principios de 2020 el programa se ampliará al corredor de la A4 y a la Torre Glòries de Barcelona, según ha anunciado el consejero delegado del grupo, Ismael Clemente, en el marco del SIL 2019. Asimismo, también tienen alguna petición concreta de algún cliente para desarrollar este proyecto en Galicia.

La compañía, que cuenta con 25.000 plazas parking aptas para poder implantar este sistema, invertirá  150.000 euros por proyecto. «Todavía no tenemos claro cuál será el retorno de este modelo,», ha afirmado Clemente, que calcula que serán necesarios entre tres y cinco proyectos piloto para confirmar la viabilidad del mismo.

Por el momento, el grupo ha llegado a acuerdos con empresas como GLS, FM Logistic o Citylog para llevar a cabo este proyecto e investigar conjuntamente en materia de última milla.»Los operadores que ya operan en ciudades de alta densidad suelen ser más proactivos en este sentido», ha explicado el directivo, que añade que la iniciativa ha sido «muy bien acogida» por los ayuntamientos de Madrid y Barcelona. «Estamos haciendo nuestros primeros pinitos en el sector de la última milla, no podemos ser ajenos a esta nueva cultura», ha confesado Clemente.

APUESTA POR EL AUTOCONSUMO ELÉCTRICO

Por otra parte, Merlin Properties ha comenzado a realizar pruebas en materia de autoconsumo eléctrico mediante la instalación de paneles fotovoltaicos en las cubiertas de las naves. «De momento, se llevarán a cabo proyectos piloto, primero en Meco y posteriormente en Sevilla, que confirmen que estos modelos matemáticos se ajustan a la realidad», ha indicado Clemente. El objetivo de esta iniciativa es reducir la factura energética de los inquilinos, así como mejorar las certificaciones correspondientes en las naves.

Según sus previsiones, este programa podría representar aproximadamente 4,5 millones de ingresos anuales para el grupo, asumiendo ya la provisión de energía a precios descontados a sus inquilinos. «Pero para ello hay que instalar placas fotovoltaicas en el 80% del stock existente y en el 100% de los inmuebles que se están construyendo actualmente», ha comentado el consejero delegado de Merlin. En total, la compañía podría disponer de 75 MW de capacidad instalada.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies