NoticiasMarítimo

Mercè Conesa asumirá en julio la presidencia del puerto de Barcelona

El Vigía

6 junio, 2018

Damià Calvet destaca la capacidad de gestión de la nueva presidenta

La hasta ahora alcaldesa de Sant Cugat del Vallès y presidenta de la Diputación de Barcelona, Mercè Conesa, relevará durante la primera semana de julio a Sixte Cambra al frente de la Autoridad Portuaria de Barcelona. “El relevo se llevará a cabo en julio para permitir un traspaso amable y ordenado, teniendo en cuenta la complejidad de este organismo”, ha señalado Damià Calvet durante su primera rueda de prensa como consejero de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, donde ha destacado el bagaje con el que cuenta Conesa como gestora. “Esta etapa brillante que cierra el enclave tiene que continuar en tus manos”, ha añadido.

Conesa se ha mostrado honrada por aceptar este reto y ha reconocido la gran labor realizada por Cambra durante estos siete años. “Los buenos resultados no son casualidad, sino que son fruto del trabajo”, ha indicado. Un trabajo que se acompaña de un plan estratégico que, tal y como ha recordado, persigue tres objetivos: crecimiento, competitividad y sostenibilidad. “Todos estos objetivos han permitido que el enclave haya alcanzado hoy un resultado muy positivo”, ha comentado.

Asimismo, Calvet ha destacado el gran salto de escala que ha realizado el enclave en el último año, así como el valor añadido que ha aportado la figura de Cambra en toda la trayectora del puerto. “Ha sido una persona negociadora, un hombre de pactos, de entendimiento con la comunidad portuaria y con todas las relaciones institucionales que ha tenido que gestionar”, ha apuntado el consejero, que se ha referido a los accesos ferroviarios, el Corredor Mediterráneo y la tecnificación y digitalización del puerto como los principales retos a afrontar en los próximos meses.

Por su parte, Cambra ha felicitado a Conesa y ha asegurado que “es un privilegio que represente al puerto de Barcelona”. Además, Cambra cierra una etapa con la satisfacción de haber alcanzado unos niveles de actividad muy elevados, tanto en términos de crecimiento como de consolidación. “Ahora estamos donde hace dos años anhelábamos estar pero, honestamente, lo veíamos muy difícil entonces, así que podremos estar todos muy contentos”.

Por otra parte, Cambra ha destacado que durante sus siete años al frente del puerto de Barcelona ha procurado mantener la lealtad y cumplir con el marco legal, “defendiendo siempre el máximo nivel de autonomía que este marco legal otorga para gestionar el puerto porque hemos pensado que esta era la mejora manera de alcanzar nuestros objetivos”.

Reunión con el ministerio de Fomento

“Lo primero que haré una vez que los nuevos ministros hayan tomado posiciones es llamar a Fomento para poder hablar”. Así lo ha indicado Calvet, que ha añadido que “estamos delante de una pagina en blanco de un libro nuevo. Espero y deseo que podamos hablar, reunirnos y trabajar con toda la experiencia del pasado, pero sin inercias negativas del mismo para poder definir lo antes posible proyectos y obras que permitan extraer la máxima capacidad del puerto de Barcelona, tales como los accesos y el Corredor Mediterráneo”.