Mercabarna confía en los cruceros para incrementar la oportunidad de negocio

por El Vigía

El auge del turismo en Barcelona ha provocado que las cifras de tráfico marítimo, aéreo y ferroviario, que tienen como origen y destino la capital catalana, se incrementen generando unas necesidades de suministro alimentario para los cruceros, aviones intercontinentales y trenes de larga distancia. Tanto es así que, en la jornada de presentación del estudio encargado a la Cámara de Comercio de Barcelona por el Observatorio de Tendencias de Mercabarna «Oportunidades de negocio para la alimentación vinculada a grandes flujos de transporte», se ha podido ver que los cruceros pueden ser una buena oportunidad para Mercabarna en materia de abastecimiento.
El puerto de Barcelona es el principal puerto base de Europa y del Meditarráneo en pasajeros de cruceros desde 2001. En 2015 recibió 749 escalas y más de 2,5 millones de cruceristas, duplicando los usuarios de 2005. A pesar de que el grado de estacionalidad es muy marcado, tal y como demuestra el informe presentado en el salón de actos de Mercabarna de la mano de la directora de análisis económica de la Cámara de Comercio de Barcelona, Carme Poveda, se constata un alargamiento de las temporadas entre los meses de abril y noviembre. De hecho, el tráfico del mes de noviembre de 2015 ya superó el mes de mayor actividad de 2005, que fue agosto. Según el estudio de la Cámara de Comercio, existe una tendencia de fondo para que Barcelona se consolide como puerto base, puesto que entre 2005 y 2015, alrededor del 55% de los cruceristas han sido de ‘turnaround’, es decir que empiezan y acaban en Barcelona. El volumen de pasajeros en ‘turnaround’ ha crecido un 131% frente al 86% de los de tránsito. La importancia del posicionamiento como puerto base de los buques por actividad económica vinculada a navieras, viajeros y tripulaciones es fundamental. Se estima que en 2014 el gasto de las navieras en Barcelona fue de 121,2 MEUR, de los cuales un 19,2% corresponde a provisiones. Por este motivo, el Observatorio de Tendencias considera que el liderazgo europeo de Barcelona como puerto base es una oportunidad para el incremento del volumen de negocio vinculado al aprovisionamiento de los cruceros, aunque la disponibilidad de tiempo del buque en el puerto no es el factor fundamental de la decisión, ya que deben tenerse en cuenta factores como la cultura propia de cada empresa y la competitividad global de los servicios portuarios.
Crece el tráfico ferroviario de larga distancia y los vuelos intercontinentales
En tráfico ferroviario, Barcelona es la segunda estación con más tráfico de larga distancia (por detrás de Madrid Puerta de Atocha). En 2014, alcanzó los 8,9 millones de viajeros en trenes de larga distancia con un crecimiento acumulado del 123% respecto a 2005. Las rutas de alta velocidad crecen más que las servidas de forma convencional. Según apunta el estudio, a pesar de que crece el número de viajeros el recorrido tiende a ser más corto y la velocidad media de los trenes más alta, por lo que se limitan las expectativas de negocio. Algo parecido ocurre en el Aeroport del Prat, el décimo aeropuerto más importante de Europa que en 2015 recibió 39,7 millones de pasajeros y que ocupa la posición número 22 en rutas intercontinentales. Aunque la evolución del tráfico sea positiva, pues se prevé que pueda superar el umbral de los 50 millones de usuarios en 2020, predominan los vuelos de corto radio europeos y de las compañías ‘low cost’. Aun así, el estudio constata que los vuelos intercontinentales están al alza y que las expectativas de desarrollo de negocio son moderadas.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies