Mercabarna aumenta sus beneficios un 50% y anuncia 17 millones de inversión en 2019

por El Vigía

Mercabarna ha anunciado este viernes sus resultados de 2018, que cierran con una cifra récord de beneficios antes de impuestos de 10,4 millones de euros, lo que representa un incremento del 49,39% respecto el 2017. Este incremento responde a la venta de la antigua nave de Makro, por valor de 4,7 millones de euros.

El concejal de Comercio y Mercados del Ayuntamiento de Barcelona y presidente de Mercabarna, Agustí Colom, ha anunciado que se invertirán 17 millones de euros a lo largo de 2019. Los principales proyectos son la construcción de un mercado ecológico dentro del recinto de Mercabarna, que supondrá cinco millones de euros de inversión y que concluirá en el primer trimestre de 2020, y la urbanización que rodea la parcela donde se ubicará esta instalación, con una inversión prevista de 1,1 millones de euros.

Mercabarna también emprenderá la renovación del alumbrado público de todo el recinto, con 1,7 millones de euros; la implantación de un plan estratégico contra el despilfarro alimentario; la digitalización de los procesos e infraestructuras del recinto; una campaña de comunicación dirigida a los ciudadanos para dar a conocer Mercabarna; y el desarrollo de un proyecto de formación con tecnología 5G. Además, Mercabarna mantendrá realizando inversiones en la modernización de las infraestructuras de los mercados centrales, por medio de una partida de cinco millones de euros, y del matadero, con 0,7 millones de euros).

En el balance de actividad de 2018, Mercabarna señala que el conjunto de empresas han comercializado 2,2 millones de toneladas de alimentos, un 4% más que en 2017, «gracias al aumento de la comercialización de las empresas del Mercado Central de Frutas y Hortalizas y, sobre todo, a las situadas en la Zona de Actividades Complementarias (ZAC)». En concreto, las empresas situadas en la ZAC han registrado una cifra de comercialización de 993.842 toneladas, un 6,7% más que en 2017.

Desde Mercabarna señalan que «este incremento ha sido motivado por la tendencia creciente de las empresas del sector de la restauración y por el aumento de la demanda por parte del consumidor final de alimentos preparados que le reduzcan tiempo de preparación en la cocina».

El Mercado Central del Pescado ha mantenido estable su comercialización, respecto a 2017, con 69.576 toneladas comercializadas. Por su parte, el matadero ha sacrificado 21.284 toneladas, un 1,58% menos que en 2017.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies