Casi 9.000 empresas de transporte suscriben un crédito blando del ICO

por El Vigía

Un total de 8.951 empresas de transporte y logística se han acogido a los préstamos blandos habilitados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para hacer frente al impacto del coronavirus, suscribiendo 11.621 operaciones. Esta cifra representa apenas el 4,2% del volumen total de préstamos suscritos con el aval del ICO, a diferencia de otros sectores económicos donde ha tenido mayor aceptación, como el turismo, el comercio o la automoción.

A principios de abril, el Gobierno puso en marcha una línea de préstamos, denominada línea ICO Covid-19. El real decreto-ley 8/2020 de 17 de marzo en su artículo 29 fija una línea de avales del Estado de hasta 100.000 millones de euros para paliar los efectos económicos de la crisis sanitaria, de los que 40.000 millones corresponden a pymes y autónomos. En el primer mes de existencia, se han aprobado hasta 298.971 operaciones para 272.048 empresas, por valor de 30.192 millones. Alrededor del 80% de las empresas que los han formalizado son autónomos o micropymes con menos de diez empleados, a los que las entidades financieras ponen como condición que no hayan presentado pérdidas o incurrido en alguna morosidad en los últimos tres años.

Según informa Fenadismer, la modalidad más utilizada por estos ha sido el préstamo a 60 meses (cinco años), con 735 operaciones. Una cifra similar corresponde a créditos de interés fijo, con una media del 2,1%, “aunque algunos bancos han aplicado tipos de interés de hasta el 6%”. Los préstamos a interés variable se han suscrito a un diferencial Euribor más 1,95% de media, aunque ha llegado al 4% en algunos casos. Además, en nueve de cada diez operaciones las entidades bancarias han establecido comisión de apertura (del 0,37% de media).

Para la federación de transportistas, “tan bajo nivel de formalización de este tipo de productos financieros en el transporte por carretera motiva una vez más que Fenadismer insista en la necesidad de que el Gobierno articule un plan de ayudas específico para el sector, por su carácter esencial, evitando la quiebra inmediata y desaparición de miles de autónomos y pequeñas empresas por la imposibilidad de atender a sus pagos más inmediatos”. Entre estas, reclama una moratoria en el pago de las cuotas mensuales de financiación de vehículos de transporte (leasing y renting principalmente), añadiéndolas al final del periodo de amortización para evitar un colapso de liquidez.

Además, pide ayudas directas a las empresas transportistas más necesitadas, similar al aprobado por Italia, consistente en una línea de financiación automática avalada al 100% por el Estado con un límite máximo de 25.000 euros por pyme.

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies