NoticiasTransporte

Más de 40 asociaciones europeas se unen para reclamar a la UE más inversión para el transporte

El Vigía

26 abril, 2018

Consideran que “un mayor presupuesto de la UE para el transporte es el mejor plan de inversión para Europa”

Más de 40 asociaciones europeas representantes del sector del transporte y de sectores vinculados a esta actividad han firmado la denominada Declaración de Liubliana, un documento en el que reclaman más inversión en transporte en el presupuesto de la UE para después de 2020, con motivo de la celebración del congreso europeo Ten-T Days, la reunión anual de Corredores de Transporte Europeos más importante que se celebra desde el miércoles y hasta el próximo viernes en la capital de Eslovenia, lugar de origen de la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc.

El documento, que se ha dado a conocer este jueves, reclama a los responsables políticos europeos que aumenten el presupuesto de la UE para el mecanismo Conectar Europa (CEF) con el objetivo de facilitar la finalización de la red principal, que requerirá 500.000 millones de euros entre 2021 y 2030. Las asociaciones consideran que la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T, por sus siglas en inglés) “establece las prioridades correctas en términos de sostenibilidad y cohesión y puede contribuir a resolver los desafíos actuales del transporte”. “Invertir en los proyectos de la TEN-T tiene un valor añadido europeo particularmente alto”, sostiene el documento.

Solicitan, además, que la inversión se focalice a “un transporte mejor y más innovador”. Para lograrlo, propone acelerar “las inversiones en proyectos de transporte digital, innovadores y sostenibles” para avanzar hacia un sistema de transporte “más ecológico, realmente integrado, moderno, accesible para todos, más seguro y eficiente”.

Las asociaciones proponen a la UE “continuar proporcionando subvenciones” para financiar proyectos de transporte en el núcleo de la red TEN-T. “Las subvenciones son esenciales para completar la red”, se explica en el documento, que señala que “la mayoría de los proyectos de transporte con un alto valor socioeconómico no generan suficientes ingresos para cubrir los costos totales de inversión”.

La Declaración de Liubliana concluye con un alegato a favor de los fondos CEF, que considera “esenciales para completar la red TEN-T y el transporte ecológico, que beneficiará a todos los europeos”. “Un presupuesto insuficiente para el transporte pondrá en peligro la finalización de la red básica TEN-T. Un mayor presupuesto de la UE para el transporte es el mejor plan de inversión para Europa”, sentencia el documento.