Manuel Pérezcarro (Froet): "Es excesivo el número de centros que imparten el CAP"

por El Vigía

¿Ha percibido un incremento de prácticas fraudulentas en estos cursos formativas?
Nos tememos que estas prácticas se han ido incrementando en el transcurso de los años fundamentalmente por la falta de control de los cursos que se imparten en los centros CAP  por parte de la Inspección de Transportes, que es el organismo que tiene la competencia en esta materia. Además, pueden tener competencia en su control otros organismos como la Inspección de Trabajo en el caso de que dichos cursos se realicen con cargo a las cuotas de formación que las empresas cotizan a la Seguridad Social.
El fraude consiste en certificar por parte del centro CAP que el alumno ha asistido al curso de renovación o inicial –cursos obligatoriamente presenciales-  cuando el alumno no ha asistido al mismo. Luego, puede producirse un segundo fraude que es deducir el coste del curso que no se ha realizado con cargo a las cuotas de formación que satisface la empresa.
¿Cree que saldrán a la luz más casos como el de Murcia? 
El caso de Murcia que ha sido detectado es particular, puesto que en el mismo se implica a un funcionario de la Administración, pero el fraude pude producirse sin la connivencia de los funcionarios; de hecho creemos que en la mayoría de los casos los fraudes se producen engañando a la propia Administración, por lo que la dimensión de estas prácticas fraudulentas están extendidas por toda España.
De hecho en marzo de este mismo año, la Guardia Civil destapó un fraude en cursos CAP en Almería dónde habían involucradas 11 autoescuelas.
manuel-perezcarro
¿Qué soluciones plantearía a la Administración? 
A nuestro juicio, el problema se deriva del insuficiente control de los cursos por lo que sería necesario arbitrar medidas que garanticen el estricto cumplimiento de la norma, dedicando mayores recursos. En la situación actual no es posible controlar por parte de la Inspección mediante visitas a los cursos para verificar la asistencia de los alumnos. Los cursos son numerosísimos, se realizan durante todo el año y muchos de ellos, precisamente para facilitar la asistencia de los conductores , en fines de semana. Solo en Murcia hay más de 160 centros CAP autorizados y se necesitarían para su control  un cuerpo de agentes de inspección exclusivamente dedicado a ello y en número suficiente para un control efectivo.
¿Consideran excesivo el número de centros que imparten estos cursos?
Sí, es excesivo el número de centros CAP. Una de las soluciones que permitirían aumentar el control sería reduciendo el número de centros de formación autorizados, a todas luces, excesivo.
¿Cómo valora, en líneas generales, la aplicación de este plan formativo?
Creemos que el CAP es beneficioso para el transporte puesto que obliga a actualizar los conocimientos de nuestros conductores. Lo que sería fundamental es actualizar los contenidos de los cursos en función de las necesidades de las empresas y las exigencias en materia de seguridad vial. También habría cosas que mejorar tales como reducir el plazo de comunicación de alumnos de 10 días a un plazo de 24 horas, lo que aportaría mayor flexibilidad a las empresas y conductores para planificar los viajes y la asistencia a cursos de formación.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies