Maersk alerta sobre el impacto del coronavirus en el transporte marítimo

por El Vigía

El gigante danés A.P. Moller-Maersk, propietario de Maersk Line, principal operador mundial de transporte marítimo de contenedores, ha advertido del potencial impacto del coronavirus en sus cuentas de 2020. La compañía ha presentado sus cuentas de 2019, que han registrado unas pérdidas de 78 millones de euros, frente al beneficio de 2.766 millones de euros de un año antes.

“El brote del virus plantea un riesgo económico para las operaciones de Maersk y sus volúmenes comerciales”, ha reconocido la compañía danesa, advirtiendo de que las perspectivas para este año “están sujetas a incertidumbres significativas y afectadas por el actual brote de coronavirus en China”, que ha reducido las previsiones para 2020. Maersk anticipa “un débil comienzo de año” después de que las fábricas chinas hayan permanecido cerradas más tiempo del normal por el Año Nuevo Lunar como consecuencia de la epidemia.

Aunque destaca que aún es temprano para medir el impacto, la naviera ha registrado una “caída significativa” en el tránsito de contenedores en los puertos chinos durante las últimas semanas de enero y primeras de febrero, mientras se espera una bajada de las tarifas de flete por la caída de la demanda de transporte de contenedores.

El comercio mundial de contenedores se ha estancado en 2019 debido a la desaceleración de la economía y las guerras comerciales. Aunque el tráfico reflejó un crecimiento del 1,4%, muy por debajo del experimentado en 2018 (que fue del 3,8%), el año fue de más a menos, hasta cerrar el cuarto trimestre con un crecimiento plano, según el informe anual de la naviera danesa Maersk, que ha presentado este jueves sus cuentas anuales.

“El modesto crecimiento de la demanda de contenedores en 2019 refleja la desaceleración de la economía mundial de fabricación y de exportación global. Para 2020, la demanda mundial de contenedores crecerá entre el 1 y el 3%”

El crecimiento de la oferta se contuvo durante el año y las tasas de flete aumentaron ligeramente en comparación con 2018. Los intercambios Este-Oeste crecieron un 2,0%. Las importaciones europeas procedentes de Asia crecieron con fuerza en el primer trimestre (5,1%) pero se moderaron bruscamente en el segundo (0,6%). Las importaciones de contenedores en América del Norte fueron inferiores a las previsiones debido a la guerra comercial entre EEUU y China. Las restricciones comerciales han llevado a los importadores norteamericanos a desplazar actividad hacia otros mercados, como Vietnam, Corea, Tailandia, India, México y Europa. 

 

 

 

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies