NoticiasCarretera

Luís Simões reduce las emisiones hasta un 30% con su flota de 10 megacamiones

El Vigía

8 marzo, 2018

Actualmente dispone de ocho megatrailers en Portugal y dos en España

Luís Simões es una de las primeras compañías que utilizó megacamiones en la península ibérica, siendo pionera con su introducción en 2014 en Portugal y arrancando en España en 2017, a través de un nuevo proyecto en la región de Zaragoza. Según la compañía lusa, esta solución presenta “numerosos beneficios ambientales” que consiguen una reducción de hasta un 30% de las emisiones de dióxido de carbono por tonelada transportada. El uso de estos vehículos registra mayores niveles de eficiencia como resultado de la reducción de los costes de explotación por tonelada transportada, así como la disminución del consumo de combustible y de los costes de inversión.

También se reduce un tercio la presión que el vehículo ejerce sobre la carretera, minimizando su desgaste. Además, hay que tener en cuenta que dos megacamiones sustituyen a tres conjuntos convencionales.

La configuración de los dos modelos de megacamiones de Luís Simões que circulan por España cuentan con tracción de dos ejes, link trailer y semirremolque convencional. Estos megacamiones han sido suministrados por la compañía española Lecitrailer y están equipados con los sistemas de seguridad más novedosos como suspensión neumática en los dos ejes, espejos de ángulo muerto, sistemas de aviso por abandono del carril, de frenado de emergencia y de antideslizamiento de las ruedas y un control de estabilidad.

Según comenta Cláudia Trindade, gestora de la Flota Ibérica de Luís Simões, “optamos por combinaciones diferentes a las de Portugal, dado que ofrecen una mayor flexibilidad en caso de rotura. De esta forma, siempre es posible utilizar dos elementos de cada conjunto de forma aislada, pudiendo así reducir ineficacias operativas y optimizar la inversión. Esta solución facilita el uso de combinaciones más largas cuando esté permitido y combinaciones más cortas cuando sea necesario”.

A diferencia del anterior, el modelo de megacamión que circula por Portugal es una combinación de vehículos, compuesta por un camión de tres ejes ensamblados a una dolly, que es un pequeño chasis compuesto por dos ejes que, a su vez, permite el acoplamiento de un semirremolque de 13,60 metros.

Esta solución, que cumple con los requisitos legales relativos al radio de giro, permite la circulación con un peso bruto de 60 toneladas, cuando lo normal es transportar unas 40. En lo relativo a su estructura, este vehículo está compuesto por ocho ejes, lo que reduce el peso que soporta cada uno y hace posible que el vehículo minimice el desgaste de la carretera entorno a un 30%, cifra muy significativa en comparación con el desgaste provocado por los vehículos convencionales de cinco ejes.

En Portugal, Luís Simões acumula más de tres años de experiencia y 34.000 viajes bajo las directrices de la normativa euromodular y “los resultados obtenidos son una prueba de las ventajas de utilizar este tipo de equipos con un menor impacto medioambiental y que ayudan a reducir las emisiones de CO2 por tonelada transportada”. En España, “el proyecto fue cuidadosamente preparado mediante numerosas pruebas de accesibilidades, reajustes continuos del modelo operativo de algunas de las instalaciones, formación especializada de los conductores y técnicos, con el añadido de estar apoyados y acompañados por los proveedores de los equipos durante todo el proceso”, señala Cláudia Trindade.

Los 10 vehículos que Luís Simões tiene actualmente en circulación entre Portugal, donde cuenta con ocho y España, donde operan los dos restantes, buscan optimizar el sistema euromodular y aportar valor a la cadena de suministro.