NoticiasCarretera

Los transportistas serán formados en seguridad y medio ambiente

El Vigía

8 junio, 2017

Los conductores de camiones deberán tener el código 95 armonizado de la UE en su permiso de conducir

La seguridad y el medio ambiente son las dos asignaturas pendientes que tenía la formación inicial y periódica de los transportistas con permiso de conducir C o D. Algo que cambiará en breve, ya que el Consejo Europeo aprobó la semana pasada un proyecto de directiva –que ahora debe lograr el visto bueno del Parlamento–, para actualizar la cualificación de los conductores de camiones. Además, con el fin de facilitar el reconocimiento de esta cualificación en todo el territorio europeo, los transportistas deberán tener en su permiso de conducir el código 95 armonizado de la UE.

HE10.A-8.1.jpg

La primera asignatura es la seguridad vial, que pretende enseñar a los conductores profesionales cómo pensar en el tráfico, y adaptarse y anticiparse a los riesgos. Esto incluye conducir sabiendo adaptarse a diferentes carreteras, tráficos y climas, así como reconocer las situaciones peligrosas en las que pueden encontrarse los usuarios más vulnerables de la carretera, como son los peatones y los ciclistas.

El medio ambiente es la segunda asignatura, que entrenará a los transportistas en la conducción eficiente en combustible. Se les enseñará, por ejemplo, a anticiparse al flujo de tráfico, a adoptar un estilo de conducción suave y a comprobar la presión adecuada de los neumáticos.

“Esta formación actualizada hará que nuestras carreteras sean más seguras”, afirmó la presidencia maltesa. Estas nuevas asignaturas no sólo se impartirán inicialmente, en el momento de preparar el carné de conducir, sino de forma periódica durante las 35 horas de formación continua que deben dedicar cada cinco años a mantener y actualizar sus habilidades. Esto significa que esta capacitación mejorada tendrá un impacto mucho más amplio que la simple preparación de nuevos conductores para su profesión.

Además, con el objetivo de mejorar el reconocimiento de la cualificación recibida en cualquier país de la UE, este proyecto de directiva estipula que los transportistas deberán tener el código 95 armonizado de la UE en su permiso de conducir o, en caso de que no sea posible, en una tarjeta de clasificación de conductor independiente. Este código demostrará que el conductor cumple con los requisitos pertinentes y obligará a todos los Estados miembros a reconocer sus cualificaciones. Algo de gran utilidad, ya que en 2016 unos 46.700 transportistas tuvieron dificultades para obtener el reconocimiento de la formación recibida en algún país europeo. “Un mayor reconocimiento de la cualificación de los conductores debería significar más movilidad laboral, lo cual es una buena noticia para el mercado único, el crecimiento y la competitividad”, indicó la presidencia maltesa.