NoticiasCarretera

Los transportistas dan por roto el acuerdo con la Generalitat sobre los desvíos

El Vigía

9 noviembre, 2018

El plazo dado a la Administración finalizó el miércoles sin éxito

Los transportistas catalanes han dado por roto el acuerdo alcanzado con la Generalitat sobre mejoras en los desvíos obligatorios a las autopistas de peaje en dos tramos de la N-340, en Tarragona, y otro de la N-240, en Lleida. Concretamente, la Confederación Empresarial de Transportes por Carretera de Catalunya (Cetcat) y la Coordinadora de Organizaciones de Transportistas (COT) reclaman que los camiones puedan reincorporarse a las autopistas de peaje siguiendo el sentido de la marcha, y no retrocediendo, algo que les supone tener que recorrer mucha más distancia, con lo que ello implica en consumo y tiempo. El plazo dado por el departamento de Territori i Sostenibilitat para alcanzar un acuerdo definitivo sobre esta cuestión venció el pasado miércoles, sin que este finalmente se haya producido.

No podemos continuar demostrando confianza cuando se han incumplido los términos del acuerdo y, dos días después de la finalización del plazo comprometido, continuamos sin poder anunciar a los transportistas que pueden incorporarse a las autopistas por el acceso más próximo en el sentido de la marcha del camión, de forma que no tengan que realizarse kilómetros inútiles”, afirman ambas organizaciones en un comunicado conjunto.

El pasado día 31 de octubre, a raíz del compromiso que se alcanzó en una reunión entre representantes del sector del transporte y de los directores generales de Transports y del Servei Català de Trànsit de la Generalitat de Catalunya, se desconvocaron las movilizaciones previstas para el mismo día 31 por la tarde, consistentes en diversas marchas lentas de camiones en protesta por la prohibición de circulación por diversos tramos de carreteras como la N-340, N-240 y N-II.

La intervención personal del consejero de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, llevó al sector a desconvocar las movilizaciones como muestra de confianza, “algo que hoy lamentablemente, hemos de dar por finalizado”, alegan Cecat y COT. “La situación que provoca el incumplimiento es muy grave y significa una falta de respeto hacia nuestro sector, provocando que los interlocutores con los que pretendíamos negociar, queden desprovistos de credibilidad”, concluye el comunicado, sin precisar si los transportistas retomarán el calendario de movilizaciones en las próximas semanas.