Las organizaciones de transportistas condenan el bloqueo de carreteras

por El Vigía

Las principales asociaciones españolas de transportistas rechazan el bloqueo de la red viaria principal en Catalunya como consecuencia de la sentencia del Procés. El colectivo lamenta especialmente el corte de la autopista AP-7, que recorre la comunidad de sur a norte y que es la vía principal de las exportaciones españolas con el resto de la UE. La federación Fenadismer recuerda que casi el 60% de las mercancías españolas que salen hacia Europa por carretera utilizan esta vía de alta capacidad, lo que supone más de 20.000 toneladas diarias de mercancías movidas en unos 12.000 camiones. Se trata de productos agrícolas, mercancía general, hidrocarburos y productos siderúrgicos y de construcción, “con el riesgo de que de persistir estos bloqueos los destinatarios de las mercancías opten por adquirir los productos en otros mercados”, advierte la organización.

Asimismo, las movilizaciones en otras vías principales están afectando “gravemente” a los flujos de mercancías entre Catalunya y el resto de España, especialmente con las vecinas Aragón y Comunitat Valenciana.

LEVANTAR EL DESVÍO OBLIGATORIO DE CAMIONES

Por todo ello, Fenadismer reclama medidas excepcionales para aliviar el “colapso circulatorio” que están soportando miles de transportistas, tanto catalanes como del resto de España. Concretamente, ha solicitado a la Generalitat de Catalunya que “levante con carácter temporal” el desvío obligatorio de camiones a las autopistas de peaje AP-7 y AP-2. La restricción, en vigor desde abril de 2013, en Girona y desde septiembre de 2018 en Tarragona, Barcelona y Lleida, obliga a que los camiones se queden bloqueados en las autopistas cuando estas son cortadas por los manifestantes, “sin que tengan posibilidad de abandonarla a través de una vía alternativa, convirtiendo a los transportistas en auténticos rehenes de las movilizaciones”.

Para evitar esta situación de bloqueo, algunos transportistas se están arriesgando a circular por las carreteras nacionales paralelas (principalmente la N-2, N-340 y N-240), lo que conlleva una sanción de 500 euros.

ROTUNDA CONDENA DEL SECTOR

También el pleno del departamento de Mercancías del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) ha mostrado su más “rotunda condena por los bloqueos y cortes indiscriminados de las principales carreteras y nodos logísticos que estamos sufriendo en Catalunya”. El Comité ha emitido un comunicado en la tarde del miércoles contra los bloqueos que “atentan gravemente contra nuestro derecho constitucional a trabajar y desplazarnos con libertad”. El CNTC es el máximo órgano de representación del colectivo frente a las administraciones públicas, en el que se integran las principales organizaciones del sector.

Igualmente, los transportistas muestran su “enorme inquietud” porque los disturbios amenazan con prolongarse durante los próximos días, previéndose especial intensidad este viernes, cuando coincidirán la huelga general que han convocado los sindicatos independentistas Intersindical-CSC y la IAC con la llegada a Barcelona de las llamadas Marchas por la Libertad organizadas por ANC y Ómnium Cultural.

En este contexto de preocupación, el Comité Nacional se ha dirigido por carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a los ministerios de Fomento de Interior, para solicitarles que se adopten las medidas que sean precisas para “garantizar el orden público y la libre circulación de personas y mercancías, ofreciendo suficientes medidas de seguridad para los trabajadores del sector y sus vehículos”.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies