Los transportistas catalanes sólo aceptarán el desvío de camiones a las autopistas si es gratuito

por El Vigía

Las patronales catalanes del transporte de mercancías por carretera, Cetcat y Cot, han emitido un comunicado para mostrar su rechazo a «cualquier propuesta de desvío obligatoria del tráfico pesado a cambio de bonificaciones parciales en el peaje». «El sector no aceptará ningún tipo de medida que suponga un incremento de sus costes», aseguran estas organizaciones.
Las alternativas que ofrecen los transportistas son que se libere el peaje «mientras duren las obras de ejecución como se ha hecho en algunos tramos de la AP-7», o valorar la posibilidad de «rescatar aquellos tramos de autopista cuando convivan a un distancia lo suficientemente corta con las vías convencionales a reconvertir en autovías».
En este sentido, recuerdan que está todavía pendiente la creación de una comisión de trabajo en la que formarán parte representantes de la Administración catalana y estatal, a fin de buscar soluciones. «Dado que en el mes de junio en reunión con el conseller de Territori i Sostenibilitat, hubo el compromiso por su parte de que no adoptaría ninguna decisión de forma unilateral, hace pensar, que en breve se nos convocará a fin de buscar una solución consensuada con el sector».
A raíz de los últimos accidentes con víctimas mortales en la N-340 y del debate sobre la obligatoriedad del traspaso de los camiones a las autopistas, las organizaciones recuerdan que «somos los primeros interesados en la mejora de la seguridad viaria de las carreteras».
Cetcat y Cot consideran que las declaraciones que se están efectuando y que apuntan a que el desvío de los camiones por las autopistas erradicará prácticamente en su totalidad los accidentes con resultado de muerte, «no hace más que criminalizar y cuestionar la profesionalidad de los transportistas».
«No se nos puede hacer responsables de las deficiencias existentes en infraestructuras, ni de las decisiones políticas tomadas en su día en relación a la suspensión de la ejecución de proyectos o hasta incluso el hecho de que no estén, en algunos tramos, ni tan sólo redactados los proyectos de desdoblamiento». Los transportistas consideran que puede existir interés de las empresas concesionarias a que el usuario no disponga de una alternativa gratuita a su oferta. «Las presiones de las concesionarias se han puesto de manifiesto en casos en que era inevitable la reconversión de carreteras convencionales en autovías, prorrogándose las concesiones con una serie de prerrogativas a su favor en cuanto a la ejecución de aquellas futuras vías de alta capacidad gratuitas. De hecho se habla de posibles compensaciones a la concesionaria por una eventual inversión privada por su parte en la ejecución de proyectos como el tramo de Valls a Montblanc o Les Borges –Lleida, a cambio de una inducción forzada, como sería el desvío del tráfico pesado por las vías de peaje».

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies