NoticiasCarretera

Los transportistas pactan con la Generalitat la mejora del desvío de camiones

El Vigía

31 octubre, 2018

Las asociaciones catalanas desconvocan las marchas lentas

Las asociaciones catalanas del transporte de mercancías por carretera de Catalunya, Cetcat i COT, han desconvocado las marchas lentas previstas para esta tarde en las carreteras N-340 y N-240, en Altafulla, L’Hospitalet de l’Infant y Les Borges Blanques, en protesta por el desvío obligatorio de camiones en estos tramos hacia las autopistas de peaje. La decisión se ha producido tras la reunión mantenida esta mañana con altos responsables de la Administración catalana, concretamente con los directores generales de Transports i Mobilitat i del Servei Català de Trànsit. El consejero de Territori, Damià Calvet, ha revelado que el acuerdo alcanzado implica la mejora del sistema de desvío de camiones en la N-340, N-240 y N-2, y de los tráficos locales provenientes de Lleida y de Tarragona. “Entendemos que es un agravio para ellos no poder reincorporarse en el sentido de la marcha desde las carreteras nacionales a las autopistas”, lo que conlleva alargar la ruta, una pérdida de tiempo y un aumento de los costes económicos del servicio.

Es por ello que se ha analizado el decreto que estipula las condiciones de los desvíos y se ha visto que es posible incluir la demanda del sector. De este modo, el Servei Català de Trànsit dará instrucciones  a los mossos d’esquadra para “implementarlo lo antes posible”, ha asegurado Calvet, quien ha agradecido  públicamente a los transportistas la desconvocatoria de la protesta, porque demuestra que “con el diálogo podemos llegar a soluciones concretas”.

Según la Federación Empresarial de Auto-transporte de la provincia de Tarragona (Feat), el propio director general de Transports i Mobilitat, Pere Padrosa, se había comprometido personalmente, tras consultar con el conseller Calvet, que el miércoles de la próxima semana estaría resuelto el criterio de acceso a las autopistas en el sentido de la marcha para las operaciones de carga, descarga y acceso a las bases de las empresas y que los agentes de Tráfico de la policía autonómica tendrían las correspondientes instrucciones.

Además, el sector del transporte ha puesto sobre la mesa de la Generalitat otras inquietudes. Sobre la demanda de incremento de los descuentos de los peajes, “no nos estamos planteando aumentar las bonificaciones que damos a los vehículos pesados”, ha explicado Calvet. El resto de los puntos reivindicados por el colectivo serán tratados en una mesa negociadora creada a tal fin. “Si se constata que no hay voluntad negociadora por parte de la Generalitat de Catalunya, el sector de forma unitaria realizará una protesta el próximo 5 de diciembre”, en la víspera del puente de la Inmaculada, afirman los transportistas.