Los transitarios denuncian la «errática» política de Sanidad en los Puestos de Inspección Fronterizo

por El Vigía

El presidente de Feteia, Enric Ticó, ha emitido un escrito a la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, para mostrar la preocupación del colectivo de transitarios ante los nuevos requisitos que exigen los Puestos de Inspección Fronterizo (PIF), que en los últimos meses han comenzado a solicitar los certificados de capturas para verificar si los barcos figuran en las listas de establecimientos autorizados a exportar a la UE.

Estas nuevas exigencias han ocasionado “mercancías desviadas a otros puertos de la UE donde esta instrucción no se aplica, con la consiguiente pérdida de competitividad de los puertos españoles frente a los del resto de Europa», como explica Feteia en el escrito, donde advierte también de «mercancías retenidas en puerto».

Ante estas circunstancias, Ticó asegura que “los operadores no se atreven a introducir mercancías a través de los puertos españoles, debido a la inseguridad jurídica existente, y los proveedores se niegan a cargar sus mercancías con destino a España, aceptando solamente pedidos para otros puertos europeos”.

La federación de transitarios califica de «errática e improvisada» la política adoptada por el ministerio en esta materia. «Detectamos una alta improvisación, aprobando y anulando instrucciones sin valorar el impacto económico hacia a los operadores, y que al final repercute en la competitividad de nuestra economía», denuncian en el escrito.

En este sentido, Enric Ticó lamenta también la falta de comunicación de Sanidad en la adopción de esta medida y exige explicaciones a «los responsables de este despropósito», así como la adopción de medidas «para que estas actuaciones no vuelvan a suceder».

La denuncia de los transitarios se suma a la emitida el viernes por el Consejo General de Colegios de Agentes de Aduanas, que advirtió del desvío de tráficos a otros puertos comunitarios como consecuencia de las nuevas normas administrativas, anunciadas por Sanidad Exterior, para la importación de pescado congelado procedente de terceros países.

Según este colectivo, la medida puede suponer un desvío de mercancías a otros puertos comunitarios de hasta el 15% del tráfico en los PIF de los puertos españoles, lo que representa aproximadamente un volumen de 130.000 toneladas.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies