Los tráficos del puerto de Castellón se disparan un 18% gracias a los graneles

por El Vigía

La Autoridad Portuaria de Castellón ha cerrado 2018 con un incremento del 14,1% su resultado del ejercicio, al pasar de los 9,5 millones de euros de 2017 a los 10,8 del año pasado, a pesar de la rebaja de tasas. Estos beneficios son fruto del crecimiento de los ingresos en un 9%, superando los 30 millones, y la contención del gasto, que crece solo un 7,8% y roza los 11 millones de euros.

El Ebitda asciende a 20,9 millones de euros, un 8,6% más. Las inversiones del enclave se multiplican por 5,6 en cuatro años y aumentan un 474%, al pasar de 3,1 millones en 2015 a 17,4 este año. Así lo ha confirmado hoy su presidente, Francisco Toledo, acompañado de la directora del puerto, Ana Ulloa, y de la responsable del Área de Gestión, Martina Vidal.

Además, Castellón cierra un año de récords. El primero en tráfico de mercancías, al mover 21,1 millones de toneladas, lo que supone un 18% más que en 2017 y crecer por encima de la media, que está en el 3,3%. Con este dato, el recinto se coloca en el noveno puesto del sistema portuario español y el segundo con mayor crecimiento de tráficos del año.

FRANCISCO TOLEDO
“Estas inversiones triplicarán la capacidad actual, revolucionarán la operativa de graneles sólidos y harán posible captar nuevos tráficos que ahora no tenemos”

En concreto, en tráfico de graneles sólidos contabiliza 7,4 millones, lo que supone un 14,9% más. De hecho, es el primer puerto en crecimiento en este tráfico. Además, se mantiene en el séptimo puesto en tráfico de graneles líquidos, con 10,3 millones, un 32% más que el año anterior, y el segundo que más crece en toneladas. Por último, ostenta el quinto puesto en tráfico de import/export, con 221.907 teus, un 5,7% más.

También bate récords en número de buques, hasta 1.854, un crecimiento del 8,7%. También récord en número de GTs (volumen) del buque: 28,9 millones, un 16,9% más, lo que significa que han pasado más buques, más grandes, y más llenos, ganando por tanto en eficiencia, según ha explicado la autoridad portuaria.

Por otro lado, el presidente del puerto ha asegurado que 2019 es el año de «sembrar futuro», y se ha referido a los tres factores que permitirán a la infraestructura ser más competitiva de manera sostenible. De un lado, la generación de recursos permite al puerto proseguir su política de rebaja de tasas. En concreto, la tasa del buque bajará un 5%, y la de la mercancía un 10%. “Eso nos situará como uno de los puertos donde operar sería más barato”, ha puntualizado.

Por otro lado, este año finalizará el acceso sur viario y ferroviario y se adjudicará el proyecto de la nueva estación intermodal. Y por último, las inversiones privadas en las tres terminales de graneles sólidos –TMG, Noatum y PortSur- por valor de 68,9 millones supondrá «ganar en eficiencia, efectividad, protección ambiental y sostenibilidad».

Además de la conectividad y la intermodalidad, el desarrollo de la zona logística e industrial de tres millones de metros cuadrados en el entorno del puerto es otra de las claves del futuro crecimiento de Castellón.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies