NoticiasMarítimo

Los puertos europeos requieren una inversión de 48.000 millones de euros en la próxima década

El Vigía

9 marzo, 2018

Un informe de ESPO detalla las necesidades de inversión de 73 puertos europeos

Los puertos europeos se enfrentan a necesidades de inversión de alrededor de 48.000 millones de euros para el periodo 2018-2027. Es la conclusión de un estudio realizando por la asociación ESPO, representante de los puertos europeos, que ha presentado a la consulta pública en preparación del nuevo fondo comunitario Connecting Europe Facility (CEF II).

El documento, realizado por Peter de Langen, Mateu Turró, Martina Fontanet y Jordi Caballé, analiza las futuras necesidades de inversión de los puertos europeos, así como la capacidad de los puertos para beneficiarse de los diferentes instrumentos financieros de la Unión Europea.

“Los puertos deben continuar invirtiendo en una infraestructura moderna, sostenible y bien conectada”, señala el comunicado por ESPO, que destaca la contribución de los puertos, “no sólo como nodos de la red de transporte, sino también en términos de transición energética, atracción de industria y logística, conectividad de los pasajeros o como infraestructura crítica”.

La inversión que reclama el informe responde principalmente a factores externos, como el crecimiento de los flujos comerciales, las nuevas tendencias en la industria marítima, los nuevos requisitos ambientales, la digitalización, la automatización, el desarrollo urbano y los desafíos de seguridad. “Esta amplia gama de factores de inversión conduce a una gama muy diversa de necesidades de inversión”, explica la asociación.

A pesar de esta diversidad, las inversiones en la infraestructura marítima y las conexiones al hinterland representan más de la mitad de los proyectos de inversión considerados como necesarios para los próximos diez años.

Desde Espo lamentan que, a pesar del reconocimiento general del importante papel de los puertos y de sus diversas responsabilidades, los proyectos impulsados por las autoridades portuarias sólo lograron atraer el 4% de los fondos del CEF hasta el momento y sólo un tercio de los proyectos presentados recibió financiación.

Para cambiar esta situación, el informe aboga por aportar mayor solidez a este programa comunitario. Con este objetivo, ESPO reclama subvenciones para que constituyan un componente esencial de la financiación de proyectos portuarios con un alto valor añadido y reducida rentabilidad financiera; una metodología bien definida y transparente para definir el valor añadido de la UE, que va más allá de los proyectos transfronterizos; una gestión responsable de las subvenciones, a través de un análisis coste-beneficio más riguroso;  así como una visión a largo plazo sobre las prioridades de financiación que permita a los puertos preparar proyectos de calidad. Por último, la organización reclama que los proyectos portuarios más pequeños, que no involucran financiación del Estado, no necesitan la aprobación previa del Estado Miembro.

“Esperamos fervientemente que el estudio y nuestras recomendaciones puedan ayudar a la Comisión y a los responsables de la adopción de políticas de la UE a fortalecer el programa CEF II priorizando el valor añadido de los proyectos portuarios de la UE”, sostiene la secretaria general de ESPO, Isabelle Ryckbost, que considera necesario una nueva concepción de los enclaves para avanzar en este objetivo. “Es crucial reconocer los puertos como infraestructuras internacionales”, asegura. “Menos del 10% de la mercancía manipulada en los puertos europeos eran tráfico nacional. Los puertos no son sólo las puertas de entrada de Europa para el comercio con terceros países, sino que también crean valor para la sociedad que supera las fronteras nacionales. Son el principal vínculo entre el mar y el interior y la economía en general “, explica Ryckbost.

Por su parte, el presidente de ESPO, Eamonn O’Reilly, asegura que “las inversiones en los puertos marítimos de Europa son esenciales si se quieren alcanzar objetivos políticos críticos en una amplia gama de áreas políticas de la UE. Si los puertos marítimos de Europa no pueden hacer las inversiones que se necesitan, entonces los objetivos clave de la política en materia de transporte, energía y medio ambiente se verán comprometidos”.  En este sentido asegura que, en muchos casos, “los principales beneficios de los proyectos portuarios se acumulan para la comunidad y la economía en general, y no para la propia autoridad portuaria. Esto es particularmente cierto cuando los puertos invierten en infraestructura básica para proporcionar capacidad de crecimiento futuro “, detalla O’Reilly.

Peter de Langen, uno de los autores del informe, destaca la contribución de las autoridades portuarias en la elaboración del informe. “La participación de los puertos marítimos europeos fue excelente: 73 puertos, que representan más del 60% de los volúmenes portuarios totales de la UE, proporcionaron información sobre unos 400 proyectos de inversión. Como resultado, ahora tenemos una comprensión detallada de las necesidades de inversión de los puertos europeos “, destaca el consultor de Ports & Logistics Advisory.

El estudio se presentará oficialmente en una conferencia que organizará ESPO los próximos 31 de mayo y 1 de junio en Rotterdam.