Los puertos españoles gestionaron más de 11 millones de toneladas de tráfico hortofrutícola en 2018

por El Vigía

Los puertos españoles movieron un total de 560 millones de toneladas en 2018, de los cuales más de 11 millones fueron frutas, hortalizas y legumbres. Son datos presentados este jueves por Puertos del Estado, con motivo de la Feria Fruit Logistica de Berlín que se celebra esta semana, y en el que participa con el stand Ports of Spain, en el que integra la oferta de ocho autoridades portuarias: Algeciras, Bilbao, Cádiz, Castellón, Huelva, Motril, Tenerife, y Valencia.

Desde Puertos señalan que más de cuatro millones de toneladas correspondieron al tráfico import-export, «cifra que convierte a España en uno de los principales países suministradores de este tipo de productos al resto de Europa», asegura la entidad presidida por Ornella Chacón, que considera que el incremento de este tipo de mercancías «tiene mucho que ver con la potenciación de las líneas de cabotaje marítimo con los países europeos, donde se dirigen cerca del 90% de las exportaciones españolas, y con los países africanos ribereños del Mediterráneo, lo cual a su vez está favoreciendo el incremento de la intermodalidad«.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha señalado que España es el primer exportador de frutas y verduras de Europa. Así, según los últimos datos dados a conocer por la Federación Española de Productores Exportadores de frutas y verduras (Fepex) el valor de la exportación española de frutas y hortalizas frescas totalizó 12.704 millones de euros en 2017, de los que el 93% tuvo como destino algún país de la Unión Europeo. Las mercancías exportadas y las que pasaron en tránsito por nuestros puertos se acercan a los siete millones de toneladas.

«Además, España, por su estratégica ubicación geográfica, se ha convertido en la puerta de entrada de Europa de las importaciones de frutas procedentes de terceros países superando los cinco millones de toneladas de productos en tránsito», asegura Puertos del Estado, que destaca que los enclaves españoles «ofrecen una extensa red de conexiones reefer en las terminales portuarias, atendidas por empresas especializadas en el almacenaje frigorífico, tanto en los puertos como en las zonas logísticas asociadas a ellos».

Según los datos aportados por Aldefe, la asociación del sector de explotaciones frigoríficas, el índice de ocupación de los cerca de tres millones de metros cúbicos de sus asociados superó el 85% durante el tercer trimestre de 2018, con una facturación superior a los 100 millones de euros y dando empleo a más de 1.400 personas.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies