NoticiasMarítimo

Los puertos de Palamós y Roses cierran la temporada de cruceros con un 17% más de escalas

El Vigía

9 noviembre, 2018

Registraron 51.000 pasajeros, un 13% más

Los puertos catalanes de Palamós y Roses han cerrado la temporada de cruceros 2018 con 54 escalas y más de 51.000 pasajeros, lo que supone un aumento del 17% y del 13%, respectivamente. El impacto económico de la actividad crucerísticas en ambos puertos se ha situado alrededor de los 3,8 millones de euros.

En el caso de Palamós, concluye una temporada histórica, con 46 escalas y 46.000 pasajeros, registrando por segunda temporada consecutiva nuevos récords en escalas y pasajeros. Comparativamente, las escalas han aumentado un 9% y los pasajeros, por su parte, un 7% respecto al año anterior.

Los meses de mayor afluencia de pasajeros fueron octubre, con 9.208 pasajeros, seguido del mes de mayo, con 7.859. En total, un total de 15 líneas de crucero visitaron Palamós, lo que refleja la estrategia de diversificación promovida por el puerto. De esta cifra, un 53% fueron de lujo y un 43%, de categoría estándar.

En lo que a compañías se refiere, destaca el estreno de la norteamericana Viking Cruises, el retorno de la naviera Pullmantur, la apuesta de Marella Cruises y la fidelización de Seabourn Cruise Lines. También destaca la continuidad de las norteamericanas de lujo Oceania Cruises, Regent Seves Sea Cruises, Azamara Cruises, Windstar Cruises, Seadream Yacht Club y Aida Cruises.

En cuanto al puerto de Roses, ha cerrado con ocho escalas y 5.200 pasajeros, batiendo un récord histórico en número de cruceristas. La temporada de cruceros ha durado seis meses, ya que se inició el 6 de mayo y finalizó el 24 de octubre.

Este año, Roses ha recibido seis líneas de cruceros de las cuales, un 50% han sido de lujo y el otro 50% de categoría estándar. Desataca la fidelización de la compañía Seadream Yacht Club y la apuesta de la norteamericana Oceania.