Los países de Europa del Este controlan ya una cuarta parte del tráfico internacional de España

por El Vigía

La flota de camiones de países de Europa del Este aumenta su cuota de mercado en España. El último informe publicado por el ministerio de Fomento sobre el transporte internacional por carretera, muestra que nueve países de esta región se sitúan entre los quince con mayor participación en las toneladas por kilómetro producidas en los tráficos exteriores con origen o destino en España. En conjunto, en el último año, representaron el 22,8% de las exportaciones y hasta el 24,3% de las importaciones. Hace diez años, en cambio, estos mismos países apenas representaban, respectivamente, el 10,8 y el 10,5% de las rutas internacionales desde o hacia nuestras fronteras.
El documento constata que esta progresión no se ha producido a costa de los transportistas españoles, que mantienen desde 2005 un porcentaje similar sobre sus rutas con el exterior, sino desplazando a países de la importancia de Alemania, Francia o Italia, que en esta década han pasado a ocupar un papel cada vez menos relevante en este índice. Pese a ello, desde el sector del transporte español son conscientes del riesgo que representa la evolución de los países de Europa del Este y cada vez más voces se suman a la petición de medidas para proteger el mercado doméstico.
Para el secretario general de Fenadismer, Juan José Gil, el auge de Europa del Este en los tráficos españoles “evidencia el proceso de deslocalización que están llevando a cabo las empresas de transporte españolas” en estos países. “No buscan como objetivo la conquista de nuevos mercados o nichos de negocio, que sería loable, sino que se limitan a cerrar la actividad de transporte de sus bases en España” y se establecen en “alguno de dichos países, con unos costes laborales y fiscales muy inferiores a los existentes en España y continúan realizando los mismos tráficos internacionales con origen o destino en España que venían realizando con anterioridad a su proceso de deslocalización”. Unas prácticas que, en su opinión, “suponen un claro supuesto de competencia desleal para el resto de empresas de transporte, tanto grandes como pequeñas, que operan en España”. “En la mayoría de los casos –advierte Juan José Gil– los semirremolques que transportan la mercancía conservan la matrícula española, los cuales se rotulan con la marca de la empresa española aunque vayan arrastrados por la cabeza tractora de matrícula extranjera”. Para el secretario general de Fenadismer, es necesario “adoptar, con carácter inmediato, medidas en nuestra legislación nacional que limiten estas prácticas fraudulentas de empresas extranjeras que operan en España”.
18-1sem071215
También el presidente de la patronal catalana del transporte, Cetcat, Josep Maria Pena, demanda la intervención de la Administración y considera que “el control debe ser mayor”. “Incluso podríamos plantearnos medidas proteccionistas como ya han hecho otros países, como Francia, Bélgica y próximamente Alemana, de prohibir la realización de descansos semanales normales en la cabina o hasta, incluso, plantearse el cumplimiento del salario mínimo para trabajadores desplazados, como ya han implantado Alemania, Noruega, Austria y dentro de poco, como no podía ser menos, Francia”. Josep Maria Pena se refiere, también, al proceso de deslocalización de empresas de transporte a países del Este de Europa y sostiene, de hecho, que este proceso aún puede incrementarse. El presidente de Cetcat apunta a dos razones que provocan esta decisión empresarial. “Una, por el coste social, inferior a otros países y, por otro lado, porque la apertura de unidades productivas en esos países implica un abaratamiento del coste del producto, al reducir el precio añadido del transporte”.
El director del departamento de Ingeniería Civil de la Universidad Politécnica de Madrid, José Manuel Vassallo, miembro del Consejo Asesor de Fomento en materia de infraestructuras y transportes, es también consciente del atractivo que representan los países de Europa del Este para las empresas de transporte. “Estos países se han beneficiado de menores costes laborales y regulaciones sociales menos estrictas”. “El margen de mejora de países como Rumanía y Bulgaria es todavía muy grande, a la vez que Polonia previsiblemente se estanque o, incluso, disminuya debido al importante crecimiento económico que ha experimentado en los últimos años”.
Las estadísticas aportadas por Fomento apuntan ya estas buenas expectativas para Rumanía y Bulgaria. Juan José Gil destaca “el significativo crecimiento que están teniendo las empresas búlgaras, que han multiplicado por ocho su presencia en España en los últimos cinco años”, y el de las empresas rumanas, que “han multiplicado por tres su presencia en los últimos cuatro años”. Vassallo destaca, en este sentido, el protagonismo asumido por Polonia en los últimos años. “Su crecimiento ha sido exponencial, haciéndose la dueña del transporte de mercancías por carretera en Europa en sólo una década a costa de países como Alemania en los que, debido a las fuertes regulaciones sociales y salariales, el transporte de mercancías por carretera ha ido haciéndose mucho menos competitivo”.
Para este profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, esta circunstancia es “una demostración de que la competencia en el transporte por carretera está funcionando en Europa y muestra que los países desarrollados tienden a focalizarse en sectores económicos de mayor valor añadido”. Por ello, José Manuel Vassallo se postula en contra de la oleada de medidas de tipo proteccionista en el transporte de mercancías. “Irían contra la filosofía original de la Unión Europea, por lo que en mi opinión no se deberían aplicar”. “Eso sí –matiza–, resulta esencial garantizar que haya una normativa social común que deba ser cumplida por los transportistas de cualquier nacionalidad para que la competencia sea justa”.
Portugal reduce flujos con España y disminuye su cuota en los tráficos
Los camiones portugueses rompieron en 2014 la tendencia de incremento que en los últimos años habían mostrado sobre el transporte internacional español. El análisis estadístico de Fomento muestra que, en el último año, redujeron en más de un punto porcentual su participación en las exportaciones e importaciones de nuestro país. El resultado coincide con el análisis del instituto estadístico luso, que observó, en el último trimestre de 2014, un descenso del 6,2% en el volumen de mercancías desplazadas por el sector, que se sumaba a la caída del 4,4% en el anterior resultado. El INE luso ya consideraba entonces que la caída del transporte de mercancías por carretera “refleja en gran medida” la reducción del 20,9% de los flujos con España.
“La flota portuguesa sigue teniendo una presencia importante en nuestro país. No obstante, no ha conseguido hacerse con el mercado español”, explica el director del departamento de Ingeniería Civil de la Universidad Politécnica de Madrid, José Manuel Vassallo. En su opinión, “ha influido mucho el hecho de que a diferencia de España, Portugal no ha crecido en sus exportaciones”.

Más allá de las circunstancias propias de la economía lusa, el presidente de la federación gallega de transportistas, Fegatramer, Ramón Alonso, considera que la mayor inspección policial que se está realizando sobre los camiones portugueses es otro de los factores que está reduciendo su actividad en carreteras españolas. “Desde la asociación denunciamos a la Guardia Civil de Tráfico estas prácticas ilícitas, porque había un abuso con falsificación de documentos por parte de algunas empresas y parece que ha obtenido resultado”, explica Alonso. Según su valoración, el incremento de actividad de los camiones portugueses, se produjo, en parte, “por operaciones irregulares de empresas portuguesas, pero también de españolas que habían fundado empresas al otro lado de la frontera”. Más de cincuenta casos, según el presidente de Fegatramer, que afirma que el principal atractivo empresarial es la rebaja salarial que representa, al reducir los 1.200 euros que cobra, de media, un transportista español, a unos 700 euros. La opinión de Alonso es que la mayor vigilancia policial que se está produciendo este año disminuirá, todavía más, la actividad de los camiones portugueses en nuestro país.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies