Los nuevos desafíos de la ingeniería civil

por José Javier Díez
José Javier Díez

Secretario general del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos

El mundo de la ingeniería está inmerso en una evolución permanente, en la que los cambios se suceden, cada vez más, a un ritmo vertiginoso. Todos relacionados con la transformación digital y condicionados por la incidencia del cambio climático. Para lograr una correcta adaptación en tantos campos multidisciplinares, la ingeniería civil tiene que seguir tomando una posición de liderazgo, como ha venido haciendo hasta ahora.

Estamos en un ámbito que vive un momento especialmente brillante en la esfera global, que ofrece nuevas expectativas y soluciones para mejorar la vida de los ciudadanos en todo el mundo. En este sentido, están tomando especial relevancia asuntos como la movilidad del siglo XXI, el vehículo eléctrico y la agenda urbana, la transformación digital, el cambio climático, el almacenamiento de energía, la economía circular y la gestión, financiación e innovación de la obra pública.
Pero todo ello dentro de un marco en el que esté garantizado un modelo de crecimiento sostenible, impidiendo los efectos perversos del cambio climático. Como civilización tenemos que ser conscientes de que debemos continuar la tarea de impulsar el progreso, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas. Como profesión, los ingenieros de caminos tenemos la responsabilidad y la obligación de hacer que se cumplan.

“Entre las cuestiones que más nos afectan se encuentran la sostenibilidad y resiliencia de las infraestructuras ante un cambio climático que se ha convertido en un factor ineludible”

Este es el objetivo del VIII Congreso Nacional de Ingeniería Civil que nos congrega en Madrid estos días. La ingeniería de caminos se sitúa en el centro mismo del debate para ofrecer nuevas soluciones y aportar nuevos marcos de referencia a través de los que construir los grandes proyectos que sirvan de impulso por medio de un enfoque multidisciplinar y una visión global de los desafíos a los que la sociedad ya hace frente, sectores en los que los ingenieros de caminos están llamados a jugar un papel protagonista de gran relevancia para el cambio y, en consecuencia, para la modernización de nuestro entorno. Si queremos analizar y diseñar las opciones estratégicas que se plantean para las administraciones y las empresas, debemos abrir el debate público para que la ingeniería de caminos realice sus propuestas y presente sus soluciones.

Este congreso, en cuyo comité de honor contamos con importantes figuras del ámbito institucional, así como relevantes personalidades del mundo de la ingeniería, se vertebra en torno a dos grandes bloques: la movilidad y el cambio climático. Durante dos días se citan las principales autoridades, profesionales, empresas, así como personalidades del mundo de la ingeniería y la construcción, además de líderes de sectores estratégicos como la energía o las tecnologías, relacionados con el ámbito de actividad de la ingeniería, la obra y los servicios públicos, y que se encuentran cada vez más presentes en la modernización de nuestro entorno económico y de servicios a la sociedad.

Entre las cuestiones que más nos afectan se encuentran la sostenibilidad y resiliencia de las infraestructuras ante un cambio climático que se ha convertido en un factor ineludible y que ha de ser tenido en cuenta tanto en el proyecto como en la financiación, la construcción y la gestión de las obras públicas y de las infraestructuras.

Otro asunto de gran relevancia son las relaciones de energía y clima. Conscientes de que debemos poner en valor las opciones de almacenamiento, creemos que este puede ser el eje que nos conduzca a una efectiva lucha contra el cambio climático. Además, es necesario reconfigurar los sistemas existentes y apostar por los nuevos proyectos de energía renovable. La gestión de residuos es un tema crucial, ya que el mundo produce aproximadamente 300 millones de toneladas de residuos plásticos cada año y, actualmente, solo un 14 % se recolecta para el reciclaje. A la vez, de todos los desechos plásticos que se han producido en nuestra historia, solo el 9% se ha reciclado. Se necesitan, por tanto, nuevas soluciones que deben ser estudiadas e incorporadas.

EL MODELO DE MÁSTER INTEGRADO

Y como punto de partida de todo esto, se encuentra la formación de nuestros profesionales. El Colegio mantiene una estrecha colaboración con las escuelas de ingenieros de caminos, con el objetivo de conseguir la implantación del modelo de máster integrado, en un esquema de formación de máximo nivel, como base desde la que potenciar la agencia de empleo y la presencia en el sector público y, al mismo tiempo, facilitar las oportunidades de trabajo en sectores estratégicos, como las tecnologías de la información, el mundo financiero, la logística o la transición ecológica.

Creemos que, con este programa, abarcamos algunos de los aspectos más importantes para la profesión. Pero no solo para nosotros, sino también para buena parte de la sociedad que se muestra preocupada por los efectos del cambio climático, la transformación digital y su incidencia en nuestras vidas.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies