Los grandes proyectos en infraestructuras de Brasil se abren a la inversión de empresas españolas

por El Vigía

17318

 

Las celebraciones del Mundial de Fútbol y los Juegos Olímpicos, el desarrollo del plan «Minha Casa Minha Vida» o la explotación del «pré-sal», recientemente descubierto, generan una excelente oportunidad para las empresas españolas en el mercado brasileño. Así se puso de relieve en un reciente seminario organizado por el ICEX en Barcelona para analizar las oportunidades de negocio que presenta Brasil.

Tan sólo en 2010, según la Cámara Española de Comercio en Brasil, alrededor de 2.000 empresas españolas mostraron su interés en instalarse en este mercado, frente a las 40 firmas que manifestaron su deseo en 2009. Este es uno de los datos que destaca el ICEX de la jornada, en la que el consejero económico de España en Brasilia, José Manuel Rodríguez de Castro, argumentó que muchos proyecgtos están sufriendo retrasos, por lo que el Gobierno se plantea flexibilizar las condiciones de las licitaciones para dar entrada al capital extranjero.

Actualmente, el Ejecutivo brasileño ha puesto en marcha, entre otros proyectos, el ‘Programa de Aceleración del Crecimiento’ (PAC) destinado a la movilidad, con el que se incrementará las infraestructuras de transporte colectivo en las 24 ciudades más grandes del país y estará dotado con 7.635 millones de euros. Este programa no solo induce a las inversiones en el campo de las infraestructuras de movilidad, sino que despliegan un abanico de oportunidades en materias aeroportuarias, desarrollo urbanístico, seguridad o salud.

Brasil es el quinto país más extenso del mundo, con una población superior a los 193 millones de habitantes y es la séptima economía más importante del globo, aunque se espera que para 2016 ocupe la quinta posición. Además, su abundancia en recursos naturales, su estabilidad política y los sólidos fundamentos económicos hacen de este territorio, según Rodríguez de Castro, “una oportunidad imprescindible para las firmas españolas formen parte de los grandes proyectos de infraestructuras que se han puesto en marcha por parte de Gobierno brasileño”.

Según este experto, la Copa del Mundo de 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016 implican una inversión «ingente» de capital para el desarrollo de infraestructuras, vías de comunicación, instalaciones deportivas, viviendas, hostelería, puertos y aeropuertos, hospitales… Es por ello que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) ha abierto una línea de crédito de 1.578 millones de euros a los gobiernos estatales y municipales para la construcción y reforma de los estadios. Además, para mejorar la inversión en todos los campos se ha instaurado Parcerías Público–Privadas (PPP), dentro de los límites legales, para el desarrollo de las infraestructuras y servicios.

El Mundial, que contará con doce sedes, ubicadas principalmente al noreste del país, contará con una inversión estatal superior a los 14.429 millones de euros, principalmente destinados al desarrollo de infraestructuras civiles –estadios, movilidad urbana, aeropuertos y puertos– e infraestructuras de servicios –Telecomunicaciones, TIC’s, desarrollo energético, seguridad, hostelería y salud–.

Un estudio elaborado por Ernst & Young y la Fundación Getulio Vargas estima que las inversiones totales vinculadas con el Mundial en Brasil entre el 2010 y el 2014 alcanzarán unos 55.716 millones de euros, desglosados en 43.726 millones de euros invertidos en la producción de bienes y servicios, mientras que 11.989 millones serán destinados al desarrollo de infraestructuras. El estudio también augura que se crearán 3,6 millones de empleos y que 24.684 millones de euros serán los ingresos generados.

Por otro lado, el Estado brasileño ha implantado en Rio de Janeiro, sede de los Juegos Olímpicos, dos planes focalizados para el desarrollo y la inversión de cara a 2016. En primer lugar, el Gobierno de Lula creó durante su legislatura el Programa para la Aceleración del Crecimiento (PAC), cuya inversión ronda los 150.000 millones de euros y abarca proyectos concretos de inversiones en infraestructuras, seguridad, estímulos al crédito y financiación de las inversiones. Conjuntamente, a través del sistema de Parcerías Público–Privadas (PPP), el Estado planea inyectar dinero desde el sector privado a los sectores de infraestructuras básicas, lo que le permitirá cubrir las actuales carencias en infraestructuras de transportes, plazas hoteleras, infraestructuras e instalaciones deportivas.
 
Otro de los retos a los que se enfrenta Río de Janeiro es el desarrollo de su área portuaria que, a través de la celebración de las Olimpiadas se reactivará y revitalizará. Igualmente, la inversión en viviendas residenciales –que conlleva conjuntamente una reforma urbanística del sistema de transportes– y el desarrollo de las plazas hoteleras, son también importantes campos abiertos a la inversión extranjera en Brasil.

Grandes proyectos: Minha Casa Minha Vida y explotación pretolífera

En los últimos años, una de las principales medidas del Gobierno para sacar a las constructoras de la crisis ha sido el PAC Minha Casa Minha Vida, cuyo principal objetivo es “suplir el déficit habitacional de más de siete millones de viviendas que sufre el país”, comenta Rodríguez de Castro. Entre marzo de 2009 y finales de 2010, la ambiciosa meta del Gobierno Federal era la construcción de un millón de “casas populares”, equivalentes a lo que en España denominaríamos viviendas de protección oficial, destinadas a familias con rentas oscilantes entre cero y diez salarios mínimos.

El éxito del cumplimiento del programa –se superó la construcción del millón de viviendas– ha generado que se haya creado una segunda fase, dotada con un presupuesto de 3.332 millones de euros. El objetivo del Gobierno es que para 2014, se construyan dos millones de viviendas.

“Este programa ha aportado, en tiempos de crisis, una excelente oportunidad de negocio para empresas del ramo de la construcción civil y demás players actuantes en el mercado inmobiliario, tanto nacionales como extranjeros, ya que minimiza los riesgos del inversor y ofrece la financiación necesaria a través del Estado para su desarrollo, tanto a constructores como a los compradores de dichas viviendas”, comenta Rodríguez de Castro.

Otra de las grandes oportunidades que ofrece Brasil a las firmas españolas interesadas en invertir en el país es la necesidad de la empresa estatal Petrobras para la explotación petrolífera del pré–sal –reservas a seis metros de profundidad y a doscientos kilómetros de la costa cuyo potencial es equivalente a la cuenca de Orinoco–. El Gobierno estima que la inversión para la explotación del yacimiento superaría los 423.519 millones de euros y la inversión que ha desembolsado en 2010 la empresa estatal alcanzó los 158.113 millones de euros.

Las grandes reservas de petróleo y gas natural encontradas en este yacimiento permitirán que Brasil incremente sus reservas de 14.000 millones a 80.000 millones de barriles, ascendiendo a la octava posición en la lista de las naciones con mayor reserva de petróleo del mundo.

Pero para poder explotar estas riquezas el país necesita duplicar su estructura productiva de gas y petróleo. Petrobras, antes de este descubrimiento, ya había proyectado la adquisición de nuevas unidades, entre las que se incluyen la construcción de 8 plataformas, 42 buques petroleros, 146 embarcaciones de apoyo y 28 navíos sonda. Para 2020 estas demandas pasarán a 504 barcos de apoyo, 84 plataformas de producción semisumergibles (SS) y de sistema flotante de producción y almacenaje (FPSO), y 53 sonsa de perforación. Según Guido Mantega, ministro de Economía y Hacienda de Brasil, la empresa estatal captó en 2010 más de 50.000 millones de euros para afrontar las inversiones necesarias para explotar y extraer el crudo ubicado bajo la gruesa capa salina.

1731817318

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies