Los coches de Seat se suben al tren de la mano de FGC

por El Vigía

España es el segundo mayor fabricante europeo de vehículos, tras Alemania, y el octavo del mundo. La industria de la automoción es ágil y competitiva. En 2017 se fabricaron un total de 5,4 millones de vehículos, de los que 2,24 millones eran turismos, y de estos se exportaron más del 80%. La cuota ferroviaria es del 14%, una cifra nada despreciable si se compara con el total de mercancías movidas sobre raíles, que apenas alcanza el 3%. Y en Catalunya, el principal referente no es otro que Seat, la principal empresa exportadora industrial también en el conjunto del Estado.

En octubre pasado, la firma de automóviles y Autometro, empresa participada por FGC (60%) y Captrain España (la antigua Comsa Rail Transport) renovaron el servicio de ferrocarril que transporta los vehículos entre la planta de Martorell y el puerto de Barcelona. En marcha desde el año 2008, este servicio operado por FGC mueve actualmente una media de 105.000 vehículos al año. El año pasado alcanzó la cifra mítica del millón de vehículos. En 2018, redujo su tráfico un 10%, hasta las 94.905 unidades. Con esta firma, ambas empresas amplían tres años más el funcionamiento del servicio. Además, durante este periodo se están realizando estudios técnicos que permitirán incrementar las circulaciones complementarias y ajustar el servicio a las necesidades actuales de la compañía tras varios ejercicios de crecimiento de la producción en la planta de Martorell. En la actualidad, estos trenes realizan tres viajes al día de lunes a viernes, integrados en el servicio ferroviario del Metro del Baix Llobregat. El servicio de Autometro discurre por la línea Llobregat-Anoia de FGC, que pasa a unos 50 metros de la planta de Seat, y enlaza con ella a través de un ramal, accediendo al puerto de Barcelona mediante una vía de acceso a la zona de descarga. Una vez en el recinto portuario, los vehículos son exportados por vía marítima hacia sus destinos finales.

Para el vicepresidente de Producción y Logística de la marca, Christian Vollmer, “la renovación del acuerdo es una muestra clara de nuestro compromiso con el transporte por vía férrea y un ejemplo de los beneficios de la colaboración entre el sector público y privado. Seat necesita infraestructuras de transporte que contribuyan a generar riqueza en la sociedad. Seguiremos apostando por la innovación en logística para que la distribución de vehículos sea más ágil, eficiente y sostenible”. “La valoración que dan los clientes al servicio de FGC certifica que a las empresas que confían en nosotros les sale rentable el ferrocarril”, apunta Oriol Juncadella, director de FGC Operadora.

Seat exporta más del 80% de los vehículos que fabrica en Martorell. La línea Autometro elimina de la circulación unos 25.000 camiones al año en el tramo entre Martorell y Barcelona. Este servicio cuenta con vagones de transporte articulados de dos pisos con capacidad para 170 vehículos y una longitud de 411 metros. La línea cerró 2017 con 638 trenes y 105.487 vehículos transportados. En la actualidad, el 58% de los coches de Seat embarcados en Barcelona con destino al exterior llega al puerto en ferrocarril.

52.000 camiones menos

Además de Autometro, FGC opera el transporte de componentes entre las factorías de Seat en la Zona Franca de Barcelona  y la de Martorell a través de Cargometro Rail Transport, una sociedad participada al 51% por la operadora pública y Captrain España, que ostenta el 49% restante. Cargometro se ocupará de este servicio hasta 2025, tras la renovación del convenio de colaboración firmado en 2017. El servicio se inició en el año 2009 y se presta de forma ininterrumpida las 24 horas del día, con una media de alrededor de 1.300 circulaciones anuales, lo que representa seis convoyes diarios para 224 días laborables.

En 2018, el número de trenes se elevó a 1.305, un 0,46% más que en 2017. FGC cuenta con dos composiciones diésel, específicamente preparadas para este tipo de transporte, formadas cada una por dos locomotoras y por nueve vagones portacontenedores, con una longitud total de 205 metros. Los trenes son bidireccionales (una locomotora en cada extremo), lo que minimiza las maniobras y, por tanto, el tiempo invertido en el trayecto. Cada vagón plataforma transporta dos contenedores.

Esta línea permite descongestionar la red viaria metropolitana a la vez que promueve un transporte más sostenible. De hecho, desde FGC calculan que el servicio evita la circulación de unos 31.000 camiones al año, lo que supone miles de toneladas menos de CO2 y partículas contaminantes emitidas a la atmósfera. Si a esta cifra se le suman los efectos del servicio de Autometro, la reducción del número de vehículos pesados por las carreteras supera los 52.000 al año.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies