NoticiasCarretera

Los camiones de más de 12 toneladas pagarán casi 7 euros en el nuevo peaje de la N-1

El Vigía

27 noviembre, 2017

El importe será de 5,5 euros para los de menor tonelaje

La Diputación Foral de Guipúzcoa ha establecido un peaje total para los vehículos de más de 12 toneladas de casi 7 euros (en concreto 6’89 euros) y para los camiones de menor tonelaje de 5’5 euros, que se pondrá en marcha a partir de enero de 2018 para los más de 6.000 camiones de más de 3’5 toneladas que diariamente transitan por la N-I (autovía Madrid-Irún) y la A-15 (autovía de Navarra a Guipúzcoa). La propuesta de tarifas a aplicar deberá ser aprobada por las Juntas Generales de Guipúzcoa.

Cabe recordar que desde el pasado mes de octubre, ya están funcionando en pruebas los tres pórticos de control establecidos para el pago del peaje, que están situados en el límite sur de la provincia (puerto de Etxegárate), en el entronque de la A-15 con la N-I (Andoaín) y en el límite norte de la provincia (frontera de Irún).

peajes

Como ya informó la Diputación de Guipúzcoa en la página web creada al efecto, el funcionamiento del nuevo sistema permitirá la utilización del dispositivo Vía T que permite el pago del resto de autopistas en España. Para el resto de transportistas que no lleven a bordo del vehículo el Vía T, los pórticos registrarán la matrícula del vehículo a su paso por cada uno de ellos, obligando al transportista a inscribirse en el nuevo sistema en un plazo máximo de 24 horas, ya que en caso contrario tendrá un recargo del 20%. Si transcurridos dos meses no se ha procedido al pago, la Diputación incoará un procedimiento sancionador, con multa entre 150 y 1.999 euros, e intentará el cobro de la misma por la vía de apremio.

El Comité Nacional de Transporte por Carretera analiza este martes en la sede del ministerio de Fomento las medidas a adoptar en contra del establecimiento del nuevo peaje, así como el rechazo por parte de la Diputación de Guipúzcoa a otras medidas alternativas planteadas por el sector para contribuir al objetivo perseguido con el establecimiento del nuevo peaje sobre la N-I. Entre las propuestas alternativas figura la de fomentar el uso de las autopistas de peaje AP-1 y AP-8, ambas gestionadas por la empresa pública Bidegui, dependiente de la propia Diputación, aplicando una bonificación del 75% a los camiones por la utilización de dichas vías, como ya se aplica en otras comunidades autónomas, como es el caso de Navarra en la AP-15 o próximamente la Rioja y Castilla-León en la AP-68 y AP-1 respectivamente.

Según Fenadismer, “tal rechazo evidencia que la principal finalidad del establecimiento del nuevo peaje en la N-1 es meramente recaudatoria”. De hecho, la Diputación Foral ha calculado  que la empresa pública Bidegui, que además de las autopistas AP-1 y AP-8 gestionará el nuevo peaje en la N-1, incrementará su recaudación en 2018 como consecuencia de nuevo peaje en un 21,7%. En concreto, espera recaudar 27,7 millones adicionales a lo recaudado en 2017. Asimismo, la recaudación en concepto de impuesto de hidrocarburos que anualmente obtiene la Diputación Foral de Guipúzcoa alcanzará los 420 millones de euros en 2018, de los que una parte importante proceden del sector del transporte por carretera.