Los auditores de la UE critican la falta de mantenimiento en la red básica de carreteras

por El Vigía

El Tribunal de Cuentas Europeo ha presentado este martes un informe que evalúa el desarrollo de la red básica de carreteras de la Unión Europea y en el que concluye que “el mantenimiento insuficiente de los Estados miembros pone en riesgo el estado de la red a largo plazo”.

El documento señala que los presupuestos nacionales de mantenimiento “están disminuyendo de forma constante en vez de aumentar a medida que la infraestructura crece cada vez más, y los enlaces clave envejecen”. Los auditores consideran que este hecho puede afectar a la plena funcionalidad de la red de aquí a 2030, pero asegura que, a pesar de ello, “la Comisión no tiene herramientas para verificar si los Estados miembros disponen de un sistema sólido que garantice el correcto mantenimiento de sus carreteras”.

El Tribunal recomienda a la Comisión “conceder prioridad a la inversión en la red básica de carreteras, mejorar los mecanismos de seguimiento y reforzar su enfoque para garantizar que los Estados miembros lleven a cabo un mantenimiento adecuado de la red, que sigue creciendo”.

Un desarrollo más lento del previsto

Más allá de este preocupación por los costes de mantenimiento, el documento muestra también que la finalización de la red básica de carreteras de la UE avanza lentamente. Según los datos aportados por el Tribunal, la mayoría de los Estados miembros de Europa central y oriental presentan retrasos y solo se han completado alrededor de 400 kilómetros de nuevas carreteras de la RTE-T con apoyo de la UE desde 2014.

Los auditores advierte, además, de algunos obstáculos, como tramos transfronterizos que no están completos y la falta de “un enfoque suficientemente coordinado para garantizar las zonas de estacionamiento y las infraestructuras de combustibles limpios”.

“La red básica de carreteras de la UE está realizando progresos, pero todavía no es plenamente funcional”, explica Ladislav Balko, miembro del Tribunal de Cuentas Europeo responsable del informe. Entre 2007 y 2017 se construyeron alrededor de 3.100 km de autopistas con el apoyo de la UE, pero en el periodo 2014-2020 solo se han logrado completar 400 kilómetros de los 2.000 previstos. Ante estos resultados, los auditores consideran “que existe una brecha en el nivel de desarrollo de la red básica entre los Estados miembros occidentales y los centrales y orientales”.

“La Comisión no siempre realiza un seguimiento de toda la red básica y carece de objetivos intermedios para evaluar los avances con exactitud y realizar previsiones fiables sobre su probable finalización en 2030”, sostiene el Tribunal, que considera que esta falta de seguimiento está frenando su capacidad para implantar medidas correctoras.

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies