NoticiasMarítimo

Los armadores europeos critican el proteccionismo chino en el transporte marítimo nacional

El Vigía

30 septiembre, 2015

Las navieras ven como una desventaja competitiva la extensión del modelo de la Zona de Libre Comercio de Shanghai a otros cinco puertos

La Asociación de Armadores de la Comunidad Europea (ECSA) ha criticado el proteccionismo chino en el transporte marítimo de mercancías dentro de sus propias fronteras. En concreto, acusa al gigante asiático de agravar la desventaja competitiva que sufren las navieras de la Unión Europea (UE) frente a las compañías chinas en las cargas entre puertos del país. El conflicto surge por la extensión del modelo de la Zona de Libre Comercio de Shanghai a otros cinco puertos. En estas áreas, los barcos chinos pueden realizar el transporte de mercancías entre puertos chinos aunque tengan bandera de un tercer país.

Los armadores europeos reprochan a las autoridades chinas este cambio, frente a la situación anterior, en la que los buques que realizaban cargas entre puertos chinos debían cumplir ambos requisitos: ser de propiedad china y disponer de bandera china. Además, la ECSA advierte de que el nuevo escenario entra en contradicción con la práctica internacional de primar la bandera frente a la nacionalidad de la naviera para determinar el acceso de un buque al mercado.

La asociación ha planteado sus preocupaciones durante la duodécima reunión sobre la implementación del acuerdo de transporte marítimo entre China y la UE, que se ha celebrado en Szczecin, Polonia, que ha contado con la participación del Gobierno chino, la Comisión Europea, los Estados miembros de la UE y las asociaciones de armadores chinos y europeos.

El tratado entre China y la UE entró en vigor en 2008, con el objetivo de mejorar las condiciones bajo las que se desarrollan las operaciones de transporte marítimo. La ECSA ha recordado que el acuerdo se basa en los principios de libertad para proporcionar servicios de transporte marítimo y el libre acceso a las mercancías y tráficos internacionales, así como el acceso a un trato no discriminatorio en el uso de puertos y los servicios.

“Estos encuentros anuales entre las dos mayores potencias marítimas mundiales son muy prácticos tanto para las autoridades marítimas europeas y chinas, así como para las industrias marítimas que regulan”, ha afirmado el secretario general de la ECSA en un comunicado, Patrick Verhoeven. Por su parte, el director de Asuntos Internacionales de la asociación, Lieselot Marinus, ha subrayado que estos encuentros son “un modelo del tipo de cooperación que nos gustaría que se estableciese con otros socios clave de la UE”.